El Almería B se vino de vacío en un duelo de filiales donde pudo ocurrir de todo

Recreativo de Granada 3-2 UD Almería B

Pese a que se adelantó nada más comenzar el choque con gol de Darío, el filial rojiblanco acabó perdiendo en el último minuto del encuentro.

Antes, el Recreativo de Granada le había dado la vuelta al marcador con tantos de Héctor en la última jugada del primer acto y de Nacho Buil en el segundo, llegando de nuevo la igualada por mediación de Sergio Pérez para el Almería B en el 82.

Los tres puntos volaron finalmente en el último minuto.

UD Almería

La fortuna no quiso sonreir en la tarde de ayer al Almería B en su desplazamiento a Granada, donde se medía a otro filial de la categoría que demostró mayor experiencia, lo que le valió a los locales para decidir el choque en su favor en los minutos decisivos de ambos tiempos, en los que primero empataba un partido que comenzó perdiendo, para acabar de darle la vuelta definitivamente con un tanto de Antonio Marín en el último suspiro de la confrontación.

Ambos tantos llegaban en el último minuto del primer y segundo tiempo respectivamente. Pero antes de eso se sucedieron las alternativas en el juego y en el marcador, pues el equipo local había sido capaz de ponerse 2-1 tras la reanudación, y de encajar el 2-2 en el 82. Todo ello, como decimos, para acabar declinando el partido en su favor para colofón del conjunto nazarí.

 No comenzaba nada mal el choque entre los filiales de Almería y Granada para los visitantes, que ayer vestían de verde, y que se adelantaban en el luminoso con gol de Darío en el minuto 9 de un entretenido encuentro. Los locales apretaron en busca de un empate que buscaron sin suerte en los siguientes minutos, con un Almería expeditivo y resolutivo en tareas defensivas. Sin embargo, el buen trabajo de los de Esteban Navarro se vio ensombrecido con el empate del Recreativo de Granada en el lanzamiento de un córner que remataba Héctor al fondo de la red, cuando el primer acto agonizaba.

Al contrario que en la primera mitad, quienes golpearían antes en la segunda serían los de casa, al rematar Nacho Buil de chilena y hacer inútil la estirada de Guille Lara. Sin embargo, ahora era el turno de los visitantes, que encontrarían su premio en el minuto 82, cuando Sergio Pérez llevaba nuevamente la igualada al marcador tras aprovechar una serie de rechaces dentro del área.

Al igual que en la primera parte, el Almería B sufriría el máximo de los castigos al encajar el definitivo 3-2 en el último minuto de la segunda mitad. Antonio Marín, ex rojiblanco, fue el encargado de llevar el delirio a las gradas de la Ciudad Deportiva del Granada que amarraba de esta forma los tres puntos en este interesante duelo de filiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.