El Almería B mantiene el alto nivel de exigencia que existe en la cabeza del grupo noveno de Tercera División, y logró un trabajado e importante triunfo en el campo del Villacarrillo (2-3) que le permite consolidarse en el segundo puesto de la clasificación, a cinco puntos del líder, que pinchó esta jornada, y superando en dos al Antequera y Huétor-Tájar, que completan las posiciones del play-off. A tres está el Motril y a cuatro el Real Jaén.

El filial visitaba al penúltimo clasificado, que sin embargo estaba invicto como local en la segunda vuelta del campeonato y se ha reforzado para intentar salvar la categoría. Los rojiblancos estaban en alerta y sabían que no sería un encuentro nada fácil, sino todo lo contrario, como así resultó en la realidad. El conjunto almeriense tuvo que ponerse el “mono de trabajo” para sumar los tres puntos.

En cualquier caso el inicio de la confrontación hacía presagiar todo lo contrario. De hecho la formación que dirige Fran Fernández mandó desde el comienzo, se mostró superior y en el minuto 24 ya ganaba por 0-2 con goles de Lin, al rematar un córner, y de Sekou. Aunque el Villacarrillo se metió en el partido en el minuto 30 después de aprovecharse Abraham de un rechace de Albert Batalla tras el lanzamiento de un penalti, nueve minutos después Sekou ponía el 1-3 con un disparo desde fuera del área. Nuestros representantes controlaban la situación, aunque no pudieron impedir que al filo del descanso los jiennenses volvieran a acortar distancias, llegándose al descanso con 2-3 en el marcador.

En el segundo tiempo el Almería B vio como el Villacarrillo apretaba en busca del empate, pero el conjunto almeriense hizo un excelente trabajo en un período de alternativas, más disputado y con ocasiones para uno y otro conjunto. Sin embargo el resultado no se movería y el filial sumaba tres puntos que fueron, como decíamos, muy trabajados, merecidos e importantes.

Pero sin duda uno de los momentos más significativos de la confrontación fue cuando Igor Engonga salió al terreno de juego, concretamente en el minuto 66 para sustituir a su compañero Lin. El central rojiblanco volvía a un partido oficial casi nueve meses después de sufrir una grave lesión. Recordemos que Engonga se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha el 21 de mayo de 2017, en el encuentro de ida de la primera eliminatoria del play-off de ascenso a Segunda B, que nuestros representantes disputaban en Langreo.