Don Umar

01/02/21. Javier Montoya

Está que arde la Liga, con una UDA on fire y un Sadiq que sigue dando recitales de greatest hits. Asistencia y gol el sábado noche ante el Castellón, el nigeriano es un derroche de talentos, arte en estado puro. Sin tiempo para saborear el éxito, tras el fin de semana liguero, estamos a 48 horas apenas para que vuelva el show, en este caso en Copa y ante un Sevilla de Champions y también de dulce. Se juegan los cuartos, a un solo paso de reeditar aquellas semifinales de los almerienses contra el Barça, cuando fuimos los mejores…

Don Umar Sadiq es imprescindible, aunque me temo que habrá que prescindir de su presencia en el once inicial el martes noche, por aquello de las rotaciones de Gomes, que querrá dar oportunidades a los menos habituales y tiene todo mi apoyo: incluso podría ser positivo a corto plazo reservar a los mejores, que si no lo tienen demasiado cuesta arriba pueden entrar frescos a culminar el trabajo.

Dicho y visto así, pareciera que me ciegan aires de grandeza. Pero es que no estamos lejos de volver a sentirnos tan grandes como cuando lo fuimos y nos codeamos con los galácticos. Tras apear a Osasuna o Alavés, clubes de Primera y de fuera estarán poniendo sus ojos en los rojiblancos. En el caso de Don Umar, Turki parece que no negocia. O eso dice.

Pero es que la UDA no es sólo Sadiq: detrás de él tiene buenos coristas, a los que lo mismo asiste él, como Corpas, o se dedican a asistir a otros, en el caso de Lazo con Cuenca, que lidera una defensa muy armónica con dos puñales en los laterales y buenos escuderos en el centro de y la portería, menciones especiales a Maras y Fernando.

Capítulo aparte y especial para los mediocentros, cuya labor es más oscura; pero menudo curro se pegan Costa y Morlanes, con especial debilidad por mi parte para este último. Es el típico virtuoso que podría dar conciertos solo y no le importa ser uno más de la banda, ni siquiera el guitarra o el bajo sino más bien el batería. El Ringo Starr de la UDA, el que al compás de sus baquetas hace que suene perfecta la banda de Don Umar y nos alegre y marque el ritmo de nuestros corazones. Pum, pum, pum.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *