Desde la Puerta de Purchena. Ni a los petos

17/04/18. Por Elías Paredes Fernández (Socio Nº 11 de la UD ALMERIA SAD)

Así es como calificábamos de críos, y no tan críos, cuando queríamos definir las habilidades de una persona.

Lo visto y demostrado ayer por los jugadores del Almería ante un ordenado Albacete así lo califico yo, no jugamos ni a los petos, y es que no hay más, basta con que se acerquen una vez a nuestra portería para que nos hagan un gol que ni a los alevines, y no es cosa de ayer, es un mal endémico como consecuencia de una planificación hecha con ese lugar donde la espalda pierde su honesto nombre. Ya estamos hartos de tantas cosas mal hechas.

Y otra cosa señores, que tanta lesión no es fruto de la mala suerte, que no es así, que esto es producido por una planificación en la preparación física impropia de un equipo profesional hecha con la misma cosa que la confección de la plantilla….con el CULO.

Rotura de cruzados, isquiotibiales, fisuras, elongaciones, contracturas en músculos que son las herramientas del jugador son producidas por fatiga y que el músculo y el organismo no sabe procesar como consecuencia de una deficiente preparación física cuando, como en el caso del Almería, se producen superando las estadísticas de cualquier equipo de fútbol profesional.

Dice Lucas Alcaraz, que el Albacete sólo llegó una vez y nos hizo un gol, y menos mal que sólo llegó una vez, y que nosotros tuvimos mucha llegada al área rival, y todos los presentes y sufridores nos preguntamos ¿Y para qué nos sirve eso? ¿De qué nos vale tener mucha llegada si hacemos menos daño que un caldo en blanco? Al contrario le basta con tener las líneas juntitas, ser ordenados en defensa, dejar pocos espacios para circuitar cualquier asomo de peligro de nuestros hombres de arriba, Juan Muñoz, Caballero, Soleri… ¿Pero a quién le metieron unas bacalás tan infames? ¿Acaso siguieron a estos jugadores para tomar la decisión de que fueran la referencia arriba de nuestro equipo? ¿Cuántos goles llevan entre los tres en la temporada? Es que da hasta vergüenza decirlo, y si analizamos línea por línea nos dan hasta ganas de llorar. ¿De verdad creemos que con esto se puede mantener la categoría?

Nos faltan 11 puntos, seguramente menos, pero vamos a ser prácticos, y digo yo, y echando mano de las estadísticas, si de 22 hemos sacado 2 y quedan por jugar 21…. pues el resultado es que no me llega y empiezo a ver la cosa negra y se me afloja el cuerpo porque veo lo que hay y hemos de encomendarnos a René, a Tino Costa, a Rubén Alcaraz y a nuestra Patrona, que ya debe de estar harta de ser la apagafuegos todas las temporadas porque ya ni con Pozo podemos contar, hasta Dios sabe cuando, porque como no echemos mano del filial… pero claro, hasta eso es un problema porque si los convocas tienes que hacerle ficha de profesional y, por supuesto, no están por la labor y en eso estamos, la ruína solo acarrea miseria y más ruina.

Dependemos de nosotros para salvar la categoría, esa es la verdad, pero tambien depende de sí mismo el Córdoba, nos quedan Zaragoza, Barcelona B, Tenerife, Granada, Córdoba, Alcorcón y Lugo, este es nuestro Tourmalet particular.

Esperemos que Alcorcón y Lugo no se jueguen nada y estén relajados, ganarles aquí al Barcelona B por lo civil o lo militar, y rascar algun empate entre los demás, de esta forma aún podríamos soñar con conservar la categoría porque hay equipos actualmente por debajo del Almería que esos si que no van a fallar.

Y no pensemos en los despachos y en el descenso administrativo de algún equipo que tenemos debajo, eso al final se queda en nada, porque como he dicho ya muchas veces, este invento es para listos, y haberlos háilos.

Y así estamos, esperando a que suene la flauta……. ¿Sonará esta vez?

One Response to Desde la Puerta de Purchena. Ni a los petos

  1. virginio dice:

    Si nada ni nadie lo remedia la semana próxima, con un Zaragoza que también se está jugando todo por arriba, entraremos en la zona roja y si nuestros rivales directos no lo remedian siendo peores que nosotros, cosa que dudo y mucho, entraremos de lleno en el infierno de la clasificación y lo que es aún peor, una vez ahí ya no dependeremos de nosotros mismos
    Auguro y lo digo convencido y con tristeza, un descenso inminente, tiempo al tiempo y ojala me equivoque, pero los resultado y este equipo no dan para falsas ilusiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *