Desde la Puerta de Purchena. Llegó la hora de la verdad

 

 

 

 

 

 

 

27/03/19. Elias Paredes Fernández (Socio N.º 6 de la U.D. Almería)

Eso es lo que dicen entrenadores, directores deportivos y gentes del fútbol en general, frase del legendario D. Luis Aragonés y este sí que sabía de este invento, esas diez últimas jornadas donde aparecen por arte de magia resultados inexplicables, los de abajo escalan posiciones de forma milagrosa y los de arriba, que siempre ganaban todo o casi todo, dejan de hacerlo de forma sospechosa, esto es así, siempre fue así, y en esa tesitura se encuentra nuestra UD Almería. Ya no se mira para abajo, lo decía Fran últimamente en una rueda de prensa, sus objetivos son otros: ir partido a partido y que sea lo que Dios quiera.

Y en esa coyuntura se encuentra la dirección deportiva, fiscalizada y celosamente vigilada por el presidente del club, donde no se tiene la idea clara si ir o venir, y yo me entiendo.

Resulta raro, y hasta sospechoso, que solo se haya renovado a un jugador subido recientemente al primer equipo, al menos no hay noticias que digan otra cosa, que a Fran, uno de los responsables de que este equipo se deje el alma en todos los partidos y nos haya renovado una ilusión que estaba maltrecha, se le haya hecho una oferta a la baja para ver si pica, y que por supuesto, y como no podía ser de otra manera, ha dicho que no, y que valores en alza como Corpas, Rioja, Eteki, San René o Juan Carlos se les tenga en el limbo, o jugadores como Ibiza o Saveljich no se les haya intentado una compra de sus derechos, quizás se haya hecho, pero el aficionado de pie no se entera por esa opacidad que siempre ha reinado en el seno de este club, mi club.

No se sabe si se pretende invertir o en hacer caja, y el aficionado que no se fía ni de su sombra siempre piensa en lo peor porque históricamente la realidad no da para otra cosa, también puede pasar todo lo contrario y es que los jugadores en alza, al igual que Fran, se hayan dejado querer y aspiren a algo más, ya se encargan los medios de comunicación, a bombo y platillo, de endulzarles las orejas y enviarles mensajes que son cantos de sirena porque de lo que sí estoy seguro es que hay mucho blablablá, pero después, a la hora de la verdad, ná de ná.

Se habla, se dice, se comenta que si este o aquel o el otro, todos ellos equipos de campanillas van detrás de este o de aquel, que los jugadores del Almería, magnífica gestión de la dirección deportiva, son apetecidos por clubes de 1ª división y que entre todos nos van a desmantelar el equipo, uno que ya peina canas sabe que esto son cantos de sirena y de que Alfonso haría muy bien en decirle al que se quiera irse que antes pase por el fielato o lo que es lo mismo que vengan con el dinero de su cláusula y aquí es donde me entran escalofríos porque, conociendo el percal, lo de la cláusula es solo un formulismo que nunca se cumple, al menos en este mi club, cuando ven billetes se vuelven locos y la excusa es la de siempre “no queremos cortar la proyección del jugador”… gaitas, no se lo creen ni ellos, lo lógico es, al igual que se hizo en los tiempos de Emery consolidar el equipo, eliminar lo que sobra, y con ese dinero, que no es poco ponerle la guinda a este equipo, y quien sabe si la próxima temporada no se recogen los frutos que se han sembrado en esta. Se consolidaría a una afición dubitativa, se ampliaría la masa social y se renovarían esas ilusiones perdidas y que poco a poco han empezado a aflorar… lo canto al viento como decía Blasco Ibáñez en su “Cañas y Barro” por si alguien lo quiere escuchar y hacer realidad mis sueños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *