Desde la Puerta de Purchena. Esto no es cosa de dos

 

 

 

 

 

 

 

13/03/19. Elías Paredes Fernández (Socio Nº 6 de la U.D. Almería)

No se si os acordáis lo que decía Emery en aquellos tiempos en que casi todo nos salía bien, simplemente hablaba de que para que algo no se cayera necesitaba de tres patas, apelaba a esa unión equipo-afición-medios de comunicación. Equipo hay, de eso no tengo la más mínima duda, afición también la hay, algo dormida, insegura, desconfiada, pero ahí está, solo le hace falta un empujoncillo para que se una a este maravilloso invento, y en lo que respecta a los medios de comunicación, pues hay de todo y los que ven fantasmas y cosas mal hechas pues son los que menos y siempre son los mismos, o el mismo y apenas sus comentarios son relevantes, sus audiencias caen a cotas imperceptibles y la mayoría pasan o pasamos olímpicamente de los malos augurios o que nos recuerden una y otra vez los errores del pasado, la mayoría miramos hacia adelante y vemos el futuro con relativa expectación y máxima ilusión.

Noto mucha complicidad entre el equipo y el club, como debe de ser, las cosas empiezan a hacerse bien, nunca es tarde para corregir errores del pasado. Noto también un vestuario unido que todos van a una sin pararse a discernir entre titulares y suplentes, esto es labor de todos y todos tienen su parte de culpa en lo que hasta ahora se ha conseguido, esto es como una obra de teatro. ¿O acaso el apuntador, esa persona que no se ve no tiene importancia? Seguramente si no existiera muchas representaciones se irían al traste y ya vemos que no es así.

No quiero terminar este artículo sin hacer mención al partido del pasado sábado en el Molinón, el Almería no mereció perder, para ser justos tampoco mereció ganar, pero lo que más me impacto fue el después del 1-0 del Sporting, la influencia de los aficionados sportinguistas y la forma de circuicitar las decisiones arbitrales que pudieran perjudicar a los jugadores locales, ellos fueron los grandes actores para que aquello quedara así. Esta actitud y esta entrega es lo que siempre he echado de menos a esta afición nuestra, una afición fiel, honesta y especialmente educada en la forma de animar y aplaudir y hay partidos en los que hay que cambiar el chip sin perder las normas y los modales y eso es de lo que adolecemos. SOMOS UNAS MADRES y ya es hora de que esa pata del banco sea la más robusta y decisiva en los partidos claves, y el domingo tenemos uno de ellos, es lastimoso ver como cualquier afición con cuatro gatos se oye más que los 7 u ocho mil que somos el resto, a ver si reaccionamos de una puñetera vez, y ya no es que cantemos el himno a gayola, cosa que de hacerlo sería para mí un orgasmo mental, pero que al menos cuando nombren a nuestros jugadores aplaudamos o digamos ¡¡¡BIEN!!! y es que ya ni eso.

La peñas hacen lo que pueden, la Federación de Peñas igual, pero el club debería de pensar en hacer algo para despertar al resto, hay fórmulas para hacerlo, no solo haciendo llamamiento a la afición como ya lo hace por todos los medios posibles, sino trasladando al campo a animadores profesionales ubicados en puntos estratégicos y aquellos lugares donde parecen que vamos a la opera en vez de ir a un partido de fútbol, es hora de llevar a este equipo en volandas y es que de verdad SE LO MERECE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.