De bajón, pero vivos

13/04/19. César Vargas / @_CesarVargas


Estamos tocados. Lo que hasta hace un par de semanas eran optimistas cábalas y repetitivas miradas al calendario para memorizar y escrutar la suerte de los rivales directos por el playoff, hoy es resignación. Un choque de bruces contra la realidad en toda regla. Pero tampoco pasa nada. No se acaba el mundo. De hecho, en agosto ni siquiera esperábamos estar aquí, soñando con un hipotético ascenso. Y, aunque es cierto que no está descartado, porque hay esperanzas mientras las matemáticas lo permitan, todo invita a pensar en que la permanencia holgada será el resultado con el que termine esta inesperada temporada de la UD Almería.

Sin embargo, pese a que el objetivo inicial está cumplido, hay quienes tememos que los jugadores bajen los brazos tras esta mala racha de resultados, lo cual no solo haría que los rojiblancos se despidieran de forma definitiva y drástica del playoff de ascenso, sino que pondría en serio peligro esos buenos ratos que se pasan en el Mediterráneo desde que empezó la temporada. La afición, por fin, disfruta en el municipal almeriense, y lo hace más allá de los resultados, con un equipo valiente, ofensivo, vertical y comprometido que ha conseguido contagiar a una grada que había olvidado lo que era sentirse orgullosa de los suyos.

Por eso, es fundamental que Fran Fernández logre que el equipo continúe enchufado, aunque se haya quedado en tierra de nadie, clasificatoriamente hablando. Los andaluces se han caracterizado por ser un conjunto con una identidad clara que trae de cabeza a sus rivales. De hecho, en esta racha de cinco encuentros sin ganar, los rojiblancos fueron mejores en casi todos. Eso no debería cambiar.

Si esta línea continúa, el equipo garantizará que, al menos, seguiremos pasándolo bien, pese a que no haya nada en juego. Y, si con esta filosofía se volviera a enganchar, por lo que sea, ahí arriba, volveremos a creérnoslo sin ningún problema. Estamos receptivos, aunque sigamos de bajón. A nadie le amarga un dulce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.