Crónica. Un disciplinado Oviedo despertó del sueño al Almería

UD Almería 0-1 Real Oviedo

El Oviedo se mostró como un conjunto serio y bien plantado que ganó en intensidad al Almería en el primer tiempo.

Nada más arrancar el segundo acto llegó el gol visitante, obra de Tejera, que puso muy cuesta arriba el encuentro para los locales.

El Almería buscó el empate con más corazón que fútbol, en un duelo donde escasearon las ocasiones de gol.

La UD Almería se medía al Real Oviedo en el Estadio de los Juegos Mediterráneos en un encuentro donde ambos equipos buscaban la victoria para seguir soñando con los play off de ascenso a primera división y para ello los de Fran Fernández arrancaban con su equipo de gala, el mismo que hace una semana vencía a domicilio ante el Tenerife.

El inicio del choque mostró a un Oviedo con las ideas muy claras y mejor posicionado que muy pronto gozaría de una buena ocasión cuando Javi Hernández cabeceaba un centro lateral junto al palo izquierdo defendido por René, que se lució con una gran palomita para evitar el tanto azulón.

Al borde del cuarto de hora respondieron los locales cuando Juan Carlos ponía un balón al segundo palo, en jugada de estrategia, que Saveljich cabeceó alto, impidiendo el remate de De la Hoz que esperaba en mejor posición que el argentino.

El partido se le seguía atragantando al Almería que no acababa de controlar el esférico y se veía obligado a emplearse más en labores defensivas, ante la escasa posesión de la que gozaban los rojiblancos. Así Saul puso un balón raso desde la izquierda que se paseó peligrosamente por el área hasta que Martos lo pudo despejar a córner.

Pero tampoco se sufría el acoso del Oviedo, más bien parecía un encuentro de escaso control por ambos bandos, de juego interrumpido y poca precisión que aburría al respetable que se dio cita en el Mediterráneo. 7.911 espectadores concretamente.

Una galopada iniciada en campo propio por Luis Rioja en el minuto 38, y que acabó con un pase erróneo en área visitante, fue lo más destacable de un Almería muy espeso. El Oviedo había desplegado mayor intensidad y mejor posicionamiento, aunque no mejor fútbol, durante los primeros cuarenta y cinco minutos, que acabaron con el resultado de empate a cero inicial y las espadas por todo lo alto para el segundo tiempo que se avecinaba.

Muy mal se le pusieron las cosas a los de Fran Fernández, que a los tres minutos del segundo acto encajaban un gol, obra de Tejera, que batió a René con un duro remate desde fuera del áera, que se colaba ajustado al palo derecho del guardameta.

Los rojiblancos estaban obligados a arriesgar, lo que provocó que el Oviedo fuera muy peligroso a la contra. Así Ibra dispuso de un remate de cabeza en área chica que no encontró portería y que pudo haber supuesto el segundo.

El técnico del Almería, Fran Fernández, realizó un doble cambio con el que reactivar a los suyos, poniendo en el terreno de juego a Narváez y a Chema por Romera y Eteki, justo cuando se cumplía el minuto 60.

Los cambios tardaban en funcionar, el Almería no se encontraba cómodo ante la buena disposición del Oviedo que tenía el partido donde quería. De nuevo Rioja, como en el primer tiempo, levantó al público de sus asientos con una jugada individual en la que dejó sentado a su par dentro del área pero su centro acabó siendo despejado a córner. Precisamente tras el saque de esquina Saveljich cabeceó buscando el palo izquierdo del portero y un defensa sacaba bajo palos cuando se cantaba el empate.

Los rojiblancos imprimían una marcha más a su juego lo que empezaba a animar el encuentro. Narváez de cabeza tras el saque de una falta buscó la escuadra de la meta rival pero su intento fue infructuoso por poco.

Se entraba en el tramo final y decisivo del partido cuando Chema sacó un fuerte disparo envenenado con rosca desde la frontal, al que respondió con un paradón que salvaba a su equipo. Para agotar sus opciones ofensivas, Demirovic sustituía a Narváez, que había recibido un golpe en la espalada minutos antes.

René evitó el 0-2 parando un remate de cabeza a la salida de un córner en el 85. Quedaban cinco minutos para buscar cambiar el signo del choque, pero parecía muy complicado. Hoy no era el día de los rojiblancos, el cambio de técnico del Oviedo acabó siendo muy bueno para los azulones que se llevaron los tres puntos del Mediterráneo en un encuentro serio de los visitantes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.