Crónica. Un buen Almería se viene de vacío del Tartiere

20/01/18. Manolo Serrano

Real Oviedo 2-1 UD Almería

Fidel adelantó a los visitantes nada más empezar el segundo tiempo, pero el Oviedo remontó en veinte minutos con goles de Toché y Saúl en los dos únicos tiros a puerta que realizaron.

Los rojiblancos completaron un buena actuación pero se mostraron blandos en defensa tras cobrar ventaja. Una vez más Pozo fue el motor del equipo.

Foto LaLiga.es

La UD Almería visitaba el Estadio Carlos Tartiere en la vigésimo tercera jornada de liga para enfrentarse al Real Oviedo en el mejor momento de campeonato de los carbayones, que gozaban antes del choque de una privilegiada tercera plaza en liga, por la décimo cuarta de los rojiblancos, que saltaron al terreno de juego formando con los mismos jugadores que la pasada semana lo hicieron ante el Nástic, a excepción del lateral derecho del filial Navas, cuya posición volvía a ocupar Motta tras cumplir sanción.

El comienzo del partido mostró a dos conjuntos bien posicionados sobre el verde del Tartiere, que daban pocas opciones de gol a su adversario, en un entretenido partido de ida y vuelta y de tú a tú, donde el Almería no perdía la cara al choque y en el que los locales sujetaron a los rojiblancos con continuas faltas durante el primer cuarto de hora.

Cumplido el minuto 18, una contra bien conducida por los de Lucas Alcaraz se convirtió en la primera buena ocasión del Almería, que acabó con un buen movimiento de Hicham en la frontal, con el que sacó un disparo al que no imprimió toda la rosca que requería, con lo que el balón se marchó a la izquierda de la portería contraria. La réplica, tan un solo minuto después, la puso Aaron, un viejo conocido del conjunto almeriense, quien, pese a la oposición de Trujillo, conectó un disparo raso dentro del área a pase lateral por banda derecha, y que atajó por bajo René.

Se llegaba a la media hora y el encuentro seguía por los mismos derroteros, ambos equipos adolecían de pegada pese a las continuas llegadas e intentos por buscar la portería rival. Llegaron entonces unos minutos de respiro ante el esfuerzo realizado, en los que el ritmo fue decayendo hasta el descanso, y el encuentro pasó a ser más embarullado y marcado por las interrupciones.

La ocasión más clara de toda la primera mitad llegaría en el 38, cuando Linares desaprovechó un desajuste defensivo en el lanzamiento lateral de una falta que cabeceó completamente solo, pero en el que no encontró puerta por poco. La defensa había querido tirar el fuera de juego, pero se quedó parada en la frontal del área y dejaron en inmejorable posición a cuatro atacantes del Oviedo. Fue el único error defensivo de los de Lucas Alcaraz y pudo haber costado muy caro. Con el resultado inicial de empate a cero se llegaba al descanso en un partido muy igualado.

El segundo tiempo se iniciaba sin cambios, con un Almería más replegado y a la espera de aprovechar las rápidas transiciones de las que disponían. Precisamente fue en una de ellas cuando conseguirían abrir el marcador en el Tartiere. Pozo cogía el esférico por la izquierda, se introducía en el área con ventaja sobre la defensa, y ponía el balón al segundo palo, donde Fidel la empujaba prácticamente a placer. Era el cero a uno en el minuto 53, con toda la segunda mitad por delante.

Pero poco le duró la alegría a los rojiblancos, apenas 7 minutos después Saúl ganaba línea de fondo, ponía un centro raso al área chica que pasaba por debajo de las piernas de René, y que llegaba al segundo palo para que Toché hiciera el empate. En el 66 Lucas Alcaraz movía el banquillo y daba entrada a Gaspar por Fidel.

El mando del partido era del Real Oviedo, aunque el peligro del Almería a la contra seguía latente. De esa forma Rubén Alcaraz ponía un centro a Pozo que el malagueño remató a las manos del portero. Sin embargo la mala fortuna quiso que los rojiblancos encajaran un segundo tanto en el minuto 72. Saúl centraba desde la izquierda  y encontraba a Toché, que bajaba el balón con el pecho y se la devolvía de cara al primero para que la engatillara al palo, con la desgracia de que el rebote golpeara en René y acabara dentro de la portería.

El dos a uno fue un mazazo para los visitantes que buscaron la igualada con un segundo cambio en el que Caballero entraba por Mandi, para prescindir de un centrocampista y jugar con dos delanteros. Instantes después Pozo conducía otra contra, abría a la derecha hacia Gaspar, éste ponía un centro letal al área chica buscando a Hicham, pero la defensa evitaba el dos a dos en boca de gol.

En el tramo final del partido el Almería lo siguió intentando, casi siempre gracias a las arrancadas de Pozo, que apunto estuvo de liarla en el 90, cuando realizó una jugada similar a la del primer gol en la que su centro al área no encontró a ningún compañero. Al final los puntos se quedaron en Oviedo y el Almería se vino a casa con la sensación de poder haber sacado algo positivo del partido. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.