Crónica. Tres puntazos más ante un rival directo

CF Motril 0-3 UD Almería B

Sekou encarriló el encuentro con un golazo de chilena en la primera mitad, mientras que Darío sentenciaba con otros dos tantos en el tramo final del choque.

Foto web UD Almería

Importante triunfo a domicilio el que conseguía en la tarde de ayer el filial rojiblanco frente a un rival, el Motril, que luchaba por entrar en plazas de play off de ascenso, colocado a tan solo tres puntos de los rojiblancos antes del choque. Tras el partido, y después del asalto al Estadio Municipal Escribano Castilla, los de Fran Fernández se distancian a seis puntos y además ganan el gol average particular al haber empatado en la ida a 1 en el Anexo del Mediterráneo, de ahí la relevancia del enfrentamiento que convierte ahora al Almería B en segundo clasificado en solitario, aunque seguido por el Real Jaén y el Antequera a uno y dos puntos respectivamente. El Huétor Tájar, también a dos puntos, es quinto, fuera ya de las plazas de play off de ascenso.

En lo que al partido en sí se refiere, el marcador lo dice todo, el filial fue muy superior al Motril pese a que sufrió en los primeros compases del partido, donde los locales salieron con mucha intensidad y se acercaron a la meta de Albert Batalla, sin embargo, la defensa rojiblanca se mostró siempre sobria y segura. Pasado el primer cuarto de hora de arreón inicial de los locales, Sergio lanzaba una pena máxima para adelantar al Almería, pero la fallaba para que fuera Sekou, en el minuto 23, el que acertara con la meta contraria de certera chilena. Un gol de bella factura con el que los de Fran Fernández encarrilaban el partido. 

El filial había ido claramente de menos a más en el partido, todo lo contrario que su adversario, al que se le iba haciendo de noche con el paso de los minutos. La falta de ideas y escasa velocidad en la circulación de balón del conjunto motrileño hacía las cosas más fáciles a un Almería que controlaba cada vez con mayor autoridad la confrontación, bien colocado en el terreno de juego, y esperando aprovechar los errores y huecos que dejaba el contrario en su intento por empatar. Tal fue así que Darío en el minuto 73 y en el 82 sentenciaba definitivamente el partido con otros dos goles, de manera que los puntos se fueron a Almería de forma justa y merecida. Oscar Lozano, expulsado al final del encuentro, no podrá jugar ante el Rincón el próximo domingo en el Anexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *