Crónica. ¡Salvados!

10/06/17. Manolo Serrano

UD Almería 1-0 CF Reus Deportivo

Morcillo hizo el único tanto del choque en un arranque de partido en el que los rojiblancos dejaron claro quienes se jugaban algo.

La UD Almería llegaba a la última jugándoselo todo ante un Reus salvado desde hace varias jornadas pero que no vendría de paseo al Estadio de los Juegos Mediterráneos, donde 11.258 espectadores animarían incesantemente a su equipo en un duelo a vida o muerte. Luis Miguel Ramis apostaba por un once sin sorpresas donde volvía Morcillo en puesto de Vélez, que no fue convocado.

Tras unos minutos de fútbol control por parte del Reus, aunque sin profundidad, los rojiblancos comenzaron a hacerse dueños y señores del partido, llegando en oleada a la portería defendida hoy por Codina y entrando casi siempre por las bandas, donde Motta y sobre todo Nano, se convirtieron en puñales que hacían añicos la defensa visitante.

Prueba de ello en el minuto 4 llegaba el primer aviso de Quique que disparaba raso a las manos del portero. Un minuto después Motta metía un centro desde la derecha al que no llegaba nadie y a continuación era Nano el que hacía lo propio desde la izquierda, fallando incomprensiblemente Quique en boca de gol.

Antes del 10 Pozo empezaba a cobrar protagonismo en el partido y probaba primero fortuna desde la frontal, aunque su disparo pegado al palo lo detenía un atento Codina. En la siguiente acción lanzaba muy cerca de la escuadra desde el interior del área. Sin un segundo de respiro Fidel buscaba a Quique que no llegaba por centímetros en área chica.

El propio Fidel disparaba en otra nueva ocasión de los locales, despejando con los pies el portero. El Almería buscaba incesantemente el primero y éste no tardaría en llegar. Pozo dibrabla en varias ocasiones a su oponente pegado a la línea de cal y sacaba un centro medido al segundo palo donde Morcillo, picando el balón de cabeza, lograba adelantar merecidamente a la UDA.

Los de Ramis habían conseguido lo más complicado, ponerse con el marcador a favor, y de esta manera, se tomaban unos minutos de respiro tras el gran derroche del primer cuarto de hora, manteniendo a raya a un Reus que de momento no lograba inquietar a Casto.

En el 30 Pozo mandaba alto un balón tras bajarlo con el pecho dentro del área, a pase de Nano. El Reus por su parte ganaba en posesión tras el tanto inicial pero no en profundidad ni mordiente, mostrándose muy inocente en ataque. Los de Ramis tenían todo de cara pero necesitaban un segundo tanto con el que encarrilar definitivamente el choque, sin embargo hasta el descanso no buscarían más la portería de Codina.

Tras la reanudación poco o nada cambiaría el guión del partido, con el Reus manejando el esférico pero con una clara sensación de inoperancia ofensiva que tranquilizaba a los locales. De hecho la primera ocasión sería para los visitantes, después de que Casto fallara al intentar devolver un balón cedido por Morcillo, y que puso de cara a David Haro, sin que éste supiera muy bien que hacer con el balón.

En el minuto 56 Quique dispondría de una clara oportunidad para hacer el segundo pero su cabezazo se marchaba por encima del larguero, después de que Nano le pusiera su enésimo centro desde la izquierda. Más tarde era de nuevo el máximo artillero de la UDA tendría otra ocasión a la contra en la que disparó forzado ante Codina.

Los rojiblancos no sentenciaban el partido, tampoco avasallaban a su rival, y éste daba su primer serio aviso en un remate de Jorge Miramón que atajó Casto sin problemas, gracias a que el atacante no acertó a impactar de lleno al balón. Ya en el 69 Ramis movería el banquillo y daba entrada a Azeez por Pozo.

En el 73 Quique perdonaría la sentencia. Un pase de Fidel lo quiso colocar rematándolo con el pecho en área chica pero el esférico salía lamiendo el palo. Dos remates, uno de Quique y otro de Puertas desde lejos, salieron desviados por poco, pero el gol de la tranquilidad seguía resistiéndose. Morcillo era el siguiente en desperdiciar otra clara opción a la contra.

En el minuto 84 Uche entraba en el terreno de juego por Puertas, que se fundía en un abrazo con Ramis. Con cuatro minutos por delante Quique, que las tuvo de todos los colores, fallaba en boca de gol tras el lanzamiento de una falta lateral. Corona entre tanto se preparaba para salir, en el que sería el tercer y último cambio de los locales. Joaquín sería el sustituido.

Finalmente los últimos compases del choque no tuvieron incidencia en ninguna de las dos áreas, por lo que el Almería lograba la permanencia y salvaba por segundo año seguido la categoría en el último partido. En la despedida de los jugadores hubo de todo, alegría, aplausos, pero también algunos pitos ante una nueva sufrida temporada vivida.

2 Responses to Crónica. ¡Salvados!

  1. Antonio dice:

    EFXECTIVAMENTE SEÑOR SERRAÑO !!! EnorAbuena a lla uda y su afición y ciudanania en general.pero no nos hemos quedado en segunda por Magos y falllsos generallles idolatrados prexisamwnte!!

  2. Antonio dice:

    A falsos profetas idolatrados como magos y generales es por llllo que estamos en segunda y no hemos bajado cromo trataban ya cuatro temporada ya haciendo daños de todos los colores tapados en mantos mediáticos interesados de magos generales y demás acolllitos colaboracionistas suellltos por hay. Arriba Ud AMERIA!!!! abien coño!!! BIEnnnnn!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *