Crónica. Motta rescata un punto ante el pésimo bagaje de los atacantes rojiblancos

15/04/18. Manolo Serrano

UD Almería 1-1 Albacete Balompié

Aridane adelantó a los visitantes en una pobre primera mitad del Almería en la que se lesionó Pozo.

Los rojiblancos acorralaron al Albacete durante toda la segunda mitad, pero no definieron en el área rival hasta que por fin Motta cabeceó una falta magistral botada por Tino Costa.

La UD Almería se enfrentaba en la 35ª jornada de liga a un Albacete que con 45 puntos llegaba en una situación muy cómoda al Mediterráneo, a la caza de algún resultado positivo que lo acercara a la permanencia matemática. Los rojiblancos, a un solo punto del descenso tras las victoria de la Cultu, y a dos del Córdoba que también sumó en Pamplona, se veían en la obligación de vencer y romper la mala racha de resultados en casa del último tramo de competición. Lucas Alcaraz, ante la lesión sus habituales extremos, introducía novedades en el once probando con Hicham por la derecha y Fidel en la izquierda, optando por Juan Muñoz en punta.

No arrancaba precisamente bien el partido para los rojiblancos que se mostraban atenazados, imprecisos y lentos en la circulación de balón. El Albacete, sin presión alguna, hacía gala de su orden, todo lo contrario que los locales, y se posicionaba muy bien en el Mediterráneo, sobre todo con una medular plagada de jugadores que formaban una maraña infranqueable en el centro del campo.

La primera ocasión sería para los visitantes, en un saque lateral al interior del área, prolongado de cabeza, que caía en las botas de Aridane para poner a prueba a René con un fuerte disparo que despejaba el guardameta, bien colocado, junto al palo izquierdo de su portería.

El Almería apenas pisaba campo contrario, y cuando lo intentaba Pozo no encontrabas espacios, por lo que siempre entraba por bandas, donde los extremos rojiblancos no tenían acierto para culminar un pase al área con claridad para ser rematado. Quien si que encontró ese último pase fue el Alba en el 22, cuando Jon Erice asistía a Aridane, que no perdonaba en boca de gol, ganando la espalda a Morcillo para poner por delante a los suyos.

El Almería quedaba muy tocado y tardaba e reaccionar, incluso pudo encajar el segundo si Delgado, solo en el primer palo, hubiera acertado de cabeza en el saque de un córner que acabó rematando alto. Hicham a la media hora lanzaba un poco escorado desde fuera del área en el mejor disparo local del primer acto.

Para colmo de males, Pozo abandonaba el terreno de juego en el 35 por lesión, entrando Álamo en su lugar. También Acuña hacía lo propio por Bela en el bando visitante, solo unos instantes después. En el tramo final los rojiblancos lo intentaron sin éxito, donde solo destacó una acción individual de Hicham que disparó dentro del área a las manos de Nadal, cerrando así una malísima primera mitad, donde solo Pervis anduvo entonado y con la intensidad que el partido requería en defensa, mientras que en ataque solo se podían salvar las intentonas de Hicham que morían siempre sin encontrar portería.

Arrancaba la segunda mitad sin cambios y con el mismo juego. Los de Lucas Alcaraz hacían circular el balón hacia los extremos una y otra vez, pero el acierto en los metros finales era nulo. Por momentos los rojiblancos llegaron a acorralar a los albinegros, pero Nadal apenas era puesto a prueba. Hubo que esperar al 55 para ver un lanzamiento entre los tres palo de Hicham que detuvo el portero visitante. Caballero entraba entonces en lugar de Juan Muñoz, que no estaba entrando en juego, y conseguía al menos rematar el primer centro desde la derecha que dispuso.

El autor del gol, Aridane, dejaba el terreno de juego en el minuto por Zozulia en el 68. El Alba seguía muy bien replegado, y el partido era un constante ir y venir de centros, sobre todo desde la derecha, que no encontraban rematador o acababan en córners. Fidel se sacó un zapatazo en el 71 que salió muy cerca de la escuadra del marco visitante. 

En el 75 Caballero, con la oposición de dos contrarios en el segundo palo, estrallaba su cabezazo en la cruceta tras el enésimo centro de Álamo. La defensa visitante era un frontón, el Almería movía bien el balón, mientras el Albacete se centraba en abortar el peligro como podía y renunciaba al esférico en todo momento.

Por fin el esfuerzo tenía su recompensa en el minuto 83. Una falta botada de manera magistral por Tino Costa, era cabeceada de igual forma por Motta, perforando merecidamente la portería de un Albacete que se había mostrado demasiado conformista en la segunda parte.

Los de Lucas Alcaraz entraban en avalancha en busca de la victoria y el Alba sufría en cada balón que se aproximaba a su marco. El Almería había despertado aunque no a tiempo para sacar los tres puntos, pese a que en la segunda parte si que los mereció. Rubén Alcaraz la tuvo por dos veces a la salida de un córner pero se encontró con el portero en la que fue la última oportunidad del choque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.