Crónica. Los jugadores dejan vendido a Ramis tras otra derrota humillante del Almería

Albacete Balompié 2-0 UD Almería

Dani Rodríguez abría el marcador en el minuto 35 para los locales y Zozulia ponía el dos a cero tras el descanso, en otra lamentable actuación de los rojiblancos. Ramis hizo 5 cambios en el once pero nadie respondió.

Partido de enorme trascendencia el que jugaba esta tarde la UD Almería, que ocupaba puestos de descenso, contra un Albacete que marcaba precisamente la zona de salvación. En esta ocasión Ramis hacía cinco cambios en la alineación con respecto a la pasada semana, jugando con la pareja inédita en el eje de la zaga, compuesta por Trujillo y Morcillo, además de apostar por Motta en el lateral diestro. En el centro del campo Joaquín suplía la baja por sanción de Mandi, mientras que Gaspar volvía al once en detrimento de Hicham.

Tras un comienzo en el que el Almería intentaba hacerse con el dominio del esférico, serían los locales quienes dispondrían de la primera clara ocasión del partido, cuando Héctor Hernández le cogió la espalda a Alcaraz en un pase en profundidad desde el centro del campo, con Trujillo rompiendo el fuera de juego, plantándose solo ante René al que no pudo batir por cruzar en exceso su disparo. A continuación sería de nuevo el Albacete, con un gol en fuera de juego tras un rechace en el saque de una falta, quien volvía a dar el susto a los visitantes.

El choque era de escasa calidad futbolística, predominando las interrupciones y el juego bronco. No había continuidad por ninguno de los dos bandos, pero mucho menos por el rojiblanco, que con el transcurso de los minutos renunciaba a dar dos pases seguidos.

Ante tan escaso bagaje ofensivo, al Almería solo le podía ocurrir una desgracia, y era encajar un gol del rival. Así en el minuto 35 Dani Rodríguez se hacía con un balón fuera del área, se internaba como Pedro por su casa, con Trujillo marcándole a dos metros, hasta que el atacante encontraba el hueco para imprimir una buena rosca al balón y colocarlo al palo izquierdo de la portería de René, materializando el primer tanto del encuentro.

Los de Ramis intentaron rehacerse en los minutos finales, con jugadas por ambas bandas que acabaron con un par de centros sin peligro y con un disparo desviado de Motta, aunque en ningún caso inquietaron el guardameta local. De esta forma se llegaría al descanso con ventaja por la mínima para un Albacete más ambicioso, algo nada complicado frente a un Almería que no parecía ser consciente de lo que se estaba jugando.

Tras el descanso Gaspar realizaba la mejor acción hasta ese momento del Almería, en una jugada individual en la que deshizo de dos contrarios, cedía el balón a Fidel, y éste lo ponía al segundo palo buscando a Caballero, al que se le adelantó un defensa que cedió el balón con el pecho a su portero.

En el 53 Pozo repetía la jugada que dio origen al gol del Alba, se iba de dos contrarios, se internaba en el área y le pegaba desde idéntica posición a Dani Rodríguez, para enviarla al palo, que en esta ocasión escupía el balón hacia fuera.

Sin embargo, otro fallo de la zaga rojiblanca, esta vez con Morcillo dejándose ganar la espalda, propiciaba el segundo tanto local, marcado por Zozulia, que batió en el mano a mano a René, de nuevo vendido a la suerte del delantero. Era el dos a cero que ponía más difícil todavía el choque para los de Ramis.

En el 63 J. Bela pudo hacer la sentencia pero lo impidió René con una mano espectacular que impidió el tres a cero. El Almería se iba arriba en busca de reducir distancias pero corría muchos riesgos atrás y sufría contras muy peligrosas en las que el Albacete tendría claras opciones de acabar con el partido.

Ramis quería jugarse el todo por el todo y ponía a Hicham y a Juan Muñoz por Alcaraz y Fidel con veinte minutos de encuentro por delante. El Albacete se repleglaba en su campo para esperar el robo de balón que pudiera valerles un tercer gol. Ya en el 79 Juan Muñoz realizaba el primer disparo a puerta de los visitantes, sacando un disparo a la media vuelta que atajó sin problemas el portero. 

Ya en el 82 Owona entraba por Morcillo agotándose los cambios para Ramis. Una falta lateral lanzada por Pozo la remató mansamente Trujillo a las manos del portero. La estrategia funcionó pero el remate fue inofensivo. El encuentro entraba en sus minutos finales con poco o nada que hacer con un Almería que se había paseado por el Carlos Belmonte ante un equipo que con muy poquito le derrotaba fácilmente como casi todos los anteriores esta temporada.

Joaquín en el último minuto veía la segunda amarilla por lo que era expulsado y se perderá el partido ante el Zaragoza. Habrá que estar atentos a la posible destitución del entrenador, Luis Miguel Ramis, en las próximas horas.

One Response to Crónica. Los jugadores dejan vendido a Ramis tras otra derrota humillante del Almería

  1. Antonio dice:

    NO SE PUEDE JUGAR CON UNA SEGUNDA NACIONAL ENTREGADA A MAGO Y GENERAL COMO PRIEVAS DE VECARIOS.. es una segunda muy cara. Profesional y teccnicamente,,, tan cara como muchas otras primeras de otros países..SE TOMÓ A BROMAS DE VECARIOS SALVAPATRIAS ROMÁNTICOS TRANSNOCHADOS ABIDOS DE PODER Y COLGAR BOTAS. Hay están empezando a concretarse resultados y no se concretaron antespor frenos profesionales,, donde manda,, Patron no mandan marineros,, La democracia participativa. A lo echo pecho,, el dinero y los cojones para las ocasiones se presentan varias y rapidadas profesional no es un juego,, los personalísimos si.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *