Crónica. La UD Almería, espoleada por una afición de primera, logró la permanencia en El Arcángel

Manuel Serrano.

Córdoba CF 1-1 UD Almería

El Almería se adelantó en el marcador en un gran primer tiempo, se quedó con diez antes del descanso y aguantó el empate hasta el final para certificar la permanencia.

image

Toda una temporada pendiente de poco más de 90 minutos de juego en el Arcángel, así comenzaba la gran final entre dos equipos con objetivos contrapuestos en los que a los locales les valía empatar para entrar en play off pero al Almería solo la victoria le aseguraba mantener la categoría.

Fernando Soriano apostaba de inicio por el mismo once que jugara ante el Llagostera con Casto en portería, línea de cuatro atrás con Míchel, Saveljich, Morcillo y Ximo, en el centro del campo el trivote formado por Lolo, Vélez y Azzez, Quique y Dubarbier en las bandas y en punta Kalu Uche, ante un Córdoba con importantes bajas como la de Razak en portería, Cisma en defensa o Andone y Xisco en ataque.

El partido comenzó con una UD Almería muy bien plantada sobre el verde de El Arcángel, sin fisuras en defensa y proyectándose al ataque con mayor profundidad y peligro que su rival. La seriedad del Almería originó las primeras ocasiones de los visitantes por medio de Saveljich primero, que conectaba con la testa un saque de esquina y de Míchel después, quien dispuso de un peligroso remate que se fue ligeramente escorado tras otro córner y de un mano a mano con el portero, aunque un mal control del esférico propició que tuviera que rematar de tacón y sin precisión.

En el veinte era Dubarbier el que entraba solo por banda izquierda con Quique internándose en el área, pero la asistencia del argentino se le quedó atrás al delantero que remató forzado. A continuación otra llegada de Duba volvía a generar peligro, esta vez buscando a Uche sin éxito. Tras este buen arranque de los de Soriano, tanto Almería como Córdoba se tomarían un ligero respiro.

Y después de tomar aire, Quique González la liaba desde la frontal del área con un disparo raso, ajustado al palo, que se colaba en la meta de Falcón para adelantar a los rojiblancos en el 35 de la primera. El Almería tenía el encuentro donde quería, cerca incluso del cero a dos, siendo muy superior a su adversario y muy próximo al tiempo de descanso.

Pero Lolo Reyes nos tenía guardada una sorpresa antes de ir a vestuarios, una trifulca con Pedro Ríos acababa con el chileno expulsado tras propinar un puñetazo delante del árbitro. Increíble pero cierto, si el Córdoba no ponía en peligro el resultado, ahí estuvo uno de los mejores jugadores de toda la temporada para cambiar el panorama del partido con más de 45 minutos por delante.

La segunda mitad comenzaba con el Almería replegado atrás ante un Córdoba que lo intentaba con centros laterales que no acababan de generar peligro real sobre el área de Casto. Y aprovechando la salida a la contra como opción más factible para sorprender de nuevo a los de Oltra, Uche robaba un balón en el centro del campo para irse completamente solo, dirección a la portería de Falcón, aunque el campo se le hizo largo y se quedó sin fuerzas antes de pisar el área.

Los blanquiverdes embotellaban al Almería en su área hasta que Raúl de Tomás hacía la igualada de un certero disparo que entraba por el mismo sitio que el de Quique para el Almería, en una de los pocos remates del Córdoba que vieron puerta. Era el 17 de a segunda con casi media hora de extremo sufrimiento para la UDA.

Pasaban los minutos y el Almería aguantaba el empate con uno menos, si bien estaba muy clara las intenciones de un  Córdoba que bajaba el pistón ante un resultado que le valía para entrar en play off de ascenso y cumplir así su objetivo, mientras que para los rojiblancos, ayer de negro, las fuerzas eran tan escasas que daban por bueno el resultado a la espera de lo que ocurriera en el partido entre Ponferradina y Girona. Las noticias que llegaban desde El Tolarín eran buenas, el equipo local encajaba un gol que le condenaba y al Almería le daba una enorme tranquilidad para afrontar los últimos minutos.

Ningún equipo se atrevió a pisar campo contrario y por tanto se llegó al final del partido con un empate que era válido para los dos equipos, el Almería seguirá un año más en segunda y el Córdoba intentará subir a Primera en los play off. Desde hoy somos todos un poquito blanquiverdes. Sin duda, después de una temporada de tanto sufrimiento, quienes vivimos el encuentro desde las gradas del Arcángel nunca olvidaremos este partido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.