Crónica. La efectividad rojiblanca se impone en los Juegos Mediterráneos

27/10/19. Miguel Cano

UD Almería 3-2 Extremadura UD

Deportivo y Almería protagonizaron un partido sin demasiadas ocasiones a pesar del resultado. Ambos conjuntos plantearon un choque muy enrevesado en el que apenas hubo espacios.

La efectividad del Almería tuvo premio en la segunda parte. Lazo demostró su valía con dos zarpazos desde fuera del área. Los goles de Nono y Airam en el descuento maquillaron el resultado.

Rojiblancos y blaugranas cerraban la jornada trece de LaLiga SmartBank en búsqueda de los puntos. Los primeros pretendían romper la racha de seis puntos sin ganar mientras que los segundos marcaban el descenso con 13 puntos. Respecto a la jornada en Alcorcón, Pedro Emanuel introducía a Balliu de lateral derecho, volvían Jonathan y Gaspar, Chema daba paso a Coric y se estrenaba como titular el recién convocado por Uruguay Darwin Núñez.

Bajo una temperatura primaveral, el Almería comenzó proponiendo por banda derecha con un Gaspar muy activo. El extremo buscaba a sus compañeros para adentrarse en posiciones de peligro pero todo se encontraba muy cerrado. En consecuencia, los primeros ataques corrieron a cargo de su equipo.

Con el paso de los minutos, el Extremadura se asentaba a través de sus extremos. Sobre Pastrana y Cristian volcaban el juego sus compañeros. Rápidamente, colgaban en zona de tres cuartos. Esta estrategia llevó al cuadro extremeño a tomar la iniciativa del choque.
En el 15, llegaba la primera oportunidad de los locales. Coric disparó en semifallo cuando la portería se encontraba vacía por una mala salida de Casto. El guión del encuentro no les molestaba, ya que salían rápidamente tras pérdida de su rival. Sin embargo, no rehuían jugar por los pasillos interiores.

Pasada la media hora, ambos conjuntos seguían tanteándose. Fruto de esto, todavía no se habían producido grandes ocasiones de gol. Tampoco aparecían los principales hombres de peligro, ya que ningún cuadro arriesgaba en exceso.
Llegados al minuto 38, solo se había producido un disparo a puerta del Extremadura. Los mismos parecían tener algo más claro su idea de juego pero todo estaba muy enrevesado. El lateral derecho Alex Díez a menudo amenazaba con centro pero Maras y Martos se mantenían impasibles.

Esta reacción confirmaba la mejoría de la escuadra extremeña en los últimos minutos de la primera parte. Mientras tanto, Coric no aparecía para desesperación de sus compañeros y de la parroquia rojiblanca.

La segunda mitad comenzaba con la incógnita de si el cuadro rojiblanco cambiaría de actitud. No obstante, la dinámica no pareció cambiar en los primeros minutos. Tanto Almería como Extremadura se mostraban algo nerviosos y se precipitaban con suma facilidad.

La primera amarilla llegó para Vada en el 52, que no terminaba de desplegar su juego sobre el verde del Mediterráneo. El primer susto llegó instantes después de las botas de Caballo. El ex del Deportivo se sacaba un latigazo que tenía que despejar René.

Los rojiblancos reaccionaron a través del balón parado pero Maras no pudo empitonar el balón. Seguidamente, Casto cometía un penalti claro a Martos que se encargaba de transformar Darwin Núñez. El primer gol del uruguayo en liga ya era una realidad.

El tanto no anuló a los visitantes, que intentaron llevar peligro por la banda izquierda principalmente. Aún así, los locales ya se encontraban mucho más cómodo y no sufrían tanto como antes. Seis minutos más tarde de su gol, el charrúa se marchaba sustituido por Juan Muñoz.

El ritmo del segundo apartado no crecía. De hecho, el juego se vio interrumpido por las molestias de Darwin, y en segunda instancia de Gaspar. Por ello, Appiah entró por el aragonés. Ahora el cuadro vestido de negro no encontraba respuestas ofensivas. Para la desesperación del rival, el Almería ponía el 2-0 gracias a una brillante cabalgada de Lazo. Tras solo dos remates a puerta, mandaba en el marcador ante un equipo que no sabía cómo meterle mano ahora a los rojiblancos.

A pesar de ello, otro uruguayo, en este caso Zarfino, pudo obtener el premio del gol, pero su disparo impactó en la madera. El choque moría con el empeño de Lazo en el 84. El extremo sorteaba a su marcador y se sacaba un zurriagazo diabólico desde la frontal para doblegar a Casto.

Los cinco minutos de descuento revolucionaron el partido. Nono quiso dejar su impronta en los Juegos Mediterráneos con un soberbio golazo que sorprendió a René. A continuación, el ingresado Airam ponía el miedo a los locales tras recoger un rechace. Sin embargo, la reacción blaugrana llegó tarde para tranquilidad de un Almería que se colocaba con la victoria segundo del campeonato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.