Crónica. Juan Muñoz logra un punto de oro en Vallecas

21/09/19. Miguel Cano

Rayo Vallecano 1-1 UD Almería

Juan Muñoz empató el tanto de Santi Comesaña en el 74′.El Almería se vio superado durante la primera media hora de juego. Así, fue de menos a más en un choque muy igualado. Las entradas de Corpas y Juan Muñoz mejoraron la imagen de su equipo en la segunda parte. El Rayo dispuso de más ataques en los minutos del descuento.

El Almería se presentaba en Vallecas con el objetivo de alargar la racha de victorias y seguir ocupando el liderato. El Rayo, ubicado en sexta posición, quería seguir con una buena dinámica después de una victoria y un empate. Pedro Emmanuel decidía dar entrada a Gaspar, Romera y Aguza en detrimento de los Corpas, Balliu y De La Hoz que jugaron de inicio ante el Girona.

El Rayo salió algo mejor que el Almería. Los visitantes perdían la pelota muy rápido y los locales se asomaban a la meta de René con facilidad. Fruto de ello, Bebé disponía del 1-0 pero evitaba el gol el guardameta en el 8´. Siete minutos más tarde, Maras debía emplearse a fondo para negarle el remate a Leo Ulloa.

El cuadro rojiblanco no se encontraba y el lateral Saúl servía balones muy peligrosos a sus compañeros desde la izquierda. Igualmente, Bebé, Embarba y Ulloa cada vez se sentían más cómodos, pues las posesiones madrileñas se producían en el campo rojiblanco y desconcertaban a los contrarios.

A los veinte minutos, los rayistas acumulaban ya seis tiros. El disparo alto de Bebé y la parada de René tras el remate de Ulloa eran los últimos avisos del conjunto franjirrojo. Sin embargo, el partido se enfrió un poco y el Almería comenzó a disponer más del balón, aunque sin precisión.

La primera ocasión de los almerienses llegó pasada la media hora. Solo el palo desviaba el lanzamiento de Vada, una falta que él mismo provocaría. Tras esta oportunidad, la dinámica cambió y las tornas se igualaron. De hecho, ahora los visitantes jugaban más en campo rival y ganaban más duelos, aunque los defensas locales se imponían a los atacantes visitantes.

Tras el descanso, Corpas ingresaba en el verde por Gaspar en busca de una mayor profundidad. Santi Comesaña abría la lata tras recoger un rechace de René a centro de Pozo. El portero no pudo pararlo, pues recibió un golpe fortuito de Ulloa y no pudo levantarse. Al igual que en la primera mitad, el Rayo comenzaba mejor los primeros minutos.

El Almería apostaba  por balones largos pero Sekou no encontraba su hueco. Las ayudas contantes de Saveljich y Catena le impedían desarrollar su juego, y en consecuencia, el de su equipo. En el 60´, Pozo disparó alto tras un fantástico pase de Embarba. La importancia del mediapunta malagueño en el partido iba en aumento. Por su parte, el Almería no finalizaba sus ataques y Vada apenas aparecía ahora en tres cuartos de campo.

Los locales se mostraban mucho más cómodos en el terreno de juego, pues el Almería no era capaz de hincarles el diente y contaban con la tranquilidad del gol. Pedro Emanuel daba entrada a Juan Muñoz en el 68´ por Sekou para cambiar el guión. Aún así, los intentos ofensivos de ambos conjuntos se veían frustrados por la falta de precisión.

El cuadro indálico empataba gracias a una cúchara del mismo Juan Muñoz. El delantero aprovechaba un error en la salida de balón del rival para batir en el mano a mano a Alberto en el 74′. Franjirrojos y rojiblancos se jugaban sus opciones en los últimos quince minutos, aunque los segundos querían aprovechar el arreón del tanto.

A partir de este momento, el Almería comenzó a jugar con más confianza. Corpas y Aguza destacaban en el juego de los suyos y el Rayo no podía aprovechar su posesión para generar peligro o calmar el partido. Paco Jémez apuraba sus cartuchos introduciendo a Piovaccari junto a Ulloa, una doble delantera que prometía dar dolores de cabeza a la zaga rojiblanca. La urgencia del resultado provocó que el juego fuese mucho más directo por lo que volvió a imperar la imprecisión.

Cinco minutos se descontaron en un choque abierto hasta el final. Los defensas estuvieron muy atentos para cortar el juego, si bien el Rayo dispuso  de más ataques que su rival en estos minutos. Todavía la tendría Piovaccari a la salida de un córner pero el marcador ya no se movería.

Con el empate, el Almería se mantiene líder de la categoría por segunda semana consecutiva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.