Crónica. El Rayo superó a un Almería en inferioridad

Rayo Vallecano 1-0 UD Almería

Los de Ramis fueron inocentes en ataque y concesivos en defensa, encajando el gol al comienzo de la segunda parte, cuando jugaba con uno menos por expulsión de Morcillo por roja directa. Pozo dejó con nueve a su equipo por doble amarilla a diez minutos del final.

UD Almería

La UD Almería disputaba la décima jornada enfrentándose al Rayo Vallecano en el Estadio de Vallecas, y lo hacía con muchos cambios en su once inicial, donde faltaban hasta cuatro nombres con respecto a los que formaron como titulares ante el Huesca, habiendo cambios en todas las líneas, y es que en defensa no estaba Joaquín, en el centro del campo faltó Alcaraz y en ataque tampoco estuvieron Fidel ni Juan Muñoz.

Tras unos primeros minutos de alternativas en el juego era el Rayo el que disponía de una gran oportunidad cuando Embarba ponía un centro al primer palo para que Raúl de Tomás, completamente solo, fallara ante René, que mandaba el balón a córner como pudo. El Almería llegaba también al área rival en un encuentro abierto, pero los centros de Pervis y los últimos pases de Pozo no encontraban rematador.

Cuando se cumplía el primer cuarto de hora, Embarba de nuevo ponía otro centro lateral que Raúl de Tomás, con Owona y René sobrepasados, remataba con su rodilla por encima del larguero. En el 18 volvían los locales a encontrar una autovía por su banda derecha, la izquierda para los defensores del Almería, en la que Nano se veía una y otra vez desbordado, con la fortuna para los de Ramis de que una vez más René, ayudado ahora por el palo, volvía a mandar a córner con una mano providencial.

Aunque las oportunidades claras venían siempre del bando local, los visitantes, conducidos por Pozo, encontraban también espacios en campo contrario, pero los atacantes no supieron nunca escoger decisiones idóneas, cuando Mandi primero disparaba desde la frontal sin percatarse de que tenía compañeros cerca, o cuando Caballero se llenaba de balón en una clara contra en superioridad, en la que pudo haber asistido a Nauzet para dejarlo solo ante el portero y acabó disparando alto desde la frontal.

La inocencia del Almería en ataque y la enorme fortuna en defensa, con un Rayo que llegaba como quería a la meta de René pero que lo fallaba todo, propiciaban que se mantuviera el cero a cero en el marcador. En el ecuador de la primera mitad, un balón a la espalda de la defensa llegaba a los pies de Raúl de Tomás, que de nuevo estuvo apunto de batir a René, lo que impidió Owona metiendo el pie para desviar por muy poco a córner.

Los de Michel seguían acumulando llegadas clarísimas, en el 33 era Trejo quien desaprovechaba el enésimo centro de Embarba por la derecha, en una extraordinaria triangulación que empezó Raúl de Tomás y culminó sin acierto, como decimos, Trejo.

Ya al borde del descanso, Caballero se internaba solo en el área por la izquierda y fallaba el último pase con dos compañeros esperando en área chica. Su error daba lugar a una contra en la que era expulsado Morcillo, al agarrar por detrás a Trejo cuando era el último hombre y se marchaba solo.

Tras la reanudación Ramis daba entrada a Joaquín por Nauzet para recomponer su mermada defensa. El encuentro seguía por los mismos derroteros hasta que en el minuto 52, a la salida de un córner, Santi, casi sin quererlo, batía a René al ganar la partida a Fran Rodríguez y golpear al balón con su espalda, aprovechando el error del portero en su salida. El linier pudo haber señalado saque de puerta, al haber salido el esférico en la parábola que describió ésta tras el lanzamiento, sin embargo no se percató de ello y el gol subió al marcador.

El técnico del Almería buscaba la reacción de su equipo y apostaba por sacar a Pervis del partido para dar entrada a Alcaraz, pero su equipo lo tenía realmente complicado con un jugador menos y por debajo en el tanteador. El Rayo se tomó un respiro tras el gol y el repliegue del Almería propició que dejara de pasar apuros atrás, aunque no encontraba la manera de hacer daño a los locales, al encomendarse a alguna contra para conseguir el empate.

En el minuto 80 Alberto, guardameta del Rayo, realizó su primera intervención del choque al detener un centro chut de Pozo, único jugador visitante que, a base de chispazos, seguía manteniendo una pequeña incertidumbre en el resultado final. En el tramo final del partido Fidel entró al campo por Fran Rodríguez.

A seis minutos del final, el colegiado mostraba su segunda amarilla a Pozo que dejaba con nueve jugadores a su equipo. Pese a estar con dos menos, el Almería lo intentó pero no inquietó a Alberto, por lo que los puntos se quedaron merecidamente en casa, pues fue el Rayo quien llevó précticamente todo el peligro del partido.

3 Responses to Crónica. El Rayo superó a un Almería en inferioridad

  1. Virginio dice:

    Con un Valladolid al alza y un Almería a la baja, sin dos jugadores importantes como Morcillo y Pozo, lo del Mediterráneo si no lo remedia nadie, va a ser un auténtico calvario.
    Nos toca volver a instalarnos en el sufrimiento, solo nos salva que hay equipos por debajo que están aún peor que nosotros, señores bienvenidos a la cruda realidad, esta que nos ha perseguido estas ultima temporadas y parece que se resiste a irse, se avecinan malos tiempos esos a los que ya estamos acostumbrados

  2. Alberto dice:

    Sin contar expulsiones todavía, y antes de producirse pudieron meternos cuatro,, tres más que seguro. Lo cortés no quita lo valiente,, cuantos menos jugadores hacia mejor se aguanto.

  3. Virginio dice:

    Veo un Almería debilitado y con las ideas no muy claras, mostrándose impreciso y con una ineficacia ofensiva cada vez más preocupante, creo y si nadie lo remedia que nos toca empezar a sufrir como en años anteriores.
    Muy pronto el Sr Ramis se aventuró a decir “nos gusta vernos arriba” y eso que la liga no ha hecho nada más que empezar
    Las ilusiones de las primeras jornadas se han ido diluyendo hasta ponernos en nuestra cruda realidad ,que no es otra que con la igualdad la competitividad y la intensidad que caracteriza esta liga nos tocara sufrir y sufrir y vito lo visto eso de soñar estar arriba parece una quimera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *