Crónica. El dulce pica en la dentadura almeriense

 

 

 

 

 

 

 

09/03/19. Rubén Rozas Jódar

Un tanto de Álex Alegría impide a los indálicos prolongar su racha lejos del Mediterráneo.

La UD Almería pisaba el verde de El Molinón-Enrique Castro Quini sin sorpresa alguna en su once. Los rojiblancos querían ampliar su racha de victorias iniciada el pasado 10 de febrero, cuando se impusieron al CD Numancia en el Mediterráneo. También pretendían prolongar las fechas sin caer a domicilio, no haciéndolo desde hace casi cuatro meses.

El conjunto visitante era el encargado de que la bola comenzase a rodar sobre la hierba del feudo sportinguista, sonando el silbato morado de Arcediano Monescillo. No tardaba en llegar la primera jugada de peligro ante la meta indálica, menos de cinco minutos de juego habían transcurrido cuando Djurdjevic pisaba el área almeriense y se plantaba ante René, pero aparecía providencial Saveljich para mandar el esférico a saque de esquina. Poco a poco, los locales eran superiores.

Si los pupilos de José Alberto habían iniciado mejor el partido, los almerienses con el paso del tiempo encontraban su acomodo, aproximándose paso a paso al arco defendido por Mariño. En el 17’, Álvaro Giménez tenía la opción de poner en ventaja a los suyos tras un mal pase de Mariño a su defensa, soliviantando el guardameta su error. Casi a la par, Djurdjevic disponía de una nueva ocasión a la contra, perdiéndose su disparo por la línea de fondo.

Seguía moviéndose el esférico alrededor de todo el terreno de juego, si bien las ocasiones clamorosas no se hacían notar, hasta que casi a la media hora volvía inquietar Djurdjevic a los rojiblancos, hoy de verde, volviéndose a marchar la bala por la línea de cal. Los asturianos eran más amenazantes, aunque no terminaban de preocupar demasiado a los sureños.

Sin variantes en el resultado alcanzábamos el descanso en un duelo entre dos de los técnicos más jóvenes de la categoría de plata tras un minuto de prolongación. Un empate momentáneo que dejaba mejor sabor en los almerienses que en el cuadro local.

Sin sustituciones en ninguno de los dos bandos se reanudaba el juego. La primera oportunidad de este segundo tiempo era urcitana con un chut de Romera desde la frontal en una cabalgada desde campo propio. El lanzamiento lo atajaba Mariño sin grandes dificultades. La salsa del fútbol se hacía de rogar.

El primer cambio de la contienda llegaba en las filas gijonesas, retirando José Alberto a Aitor García y saltando al césped Álvaro Traver. Llevábamos 63 minutos de juego cuando Álex Alegría materializaba el primer tanto del partido a balón parado, dándole a la bola con la espalda ante la incredulidad de su marca, Saveljich.

Un par de minutos más tarde, Fran Fernández decidía realizar su primera permuta. Narváez era quien entraría en juego, marchándose José Romera. Un cambio habitual en lo que llevamos de curso cuando los indálicos se han visto por detrás en el marcador, convirtiéndose Corpas en lateral derecho. Se sentían muy cómodos los locales con el resultado favorable, dándole la posición a los unionistas.

A falta de 20 minutos para llegar al tiempo de prolongación, Fran Fernández tomaba la decisión de pasar a jugar con dos puntas. El futbolista damnificado era Yan Eteki, siendo sustituido el camerunés por Demirovic, quien esta semana recibía la llamada del combinado nacional sub-21 de Bosnia y Herzegovina.

Aparecía el número 75 en el marcador cuando Demirovic la tuvo para igualar el partido con un semidisparo que parecía más un pase a Álvaro Giménez al segundo palo. Corría el tiempo, se reducía el margen de los almerienses para lograr puntuar en tierras asturianas.

Gastaba la última bala el cuadro indálico, retirándose Juan Carlos Real para entrar Chema Núñez, coruñés por hispalense. Lo intentaba a la contra la escuadra visitante, pero la peinada de Álvaro Giménez no se dirigía a puerta. Pasaba muy rápido el tiempo para un conjunto almeriense que veía como el Real Sporting de Gijón ponía fin momentáneamente a una racha de casi cuatro meses sin claudicar lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos.

Se aproximaban los indálicos a la meta rojiblanca, si bien parecía complicado que pudiesen puntuar en El Molinón. La cuenta atrás asfixiaba a los unionistas, quienes no lograban batir a Mariño, en gran parte por no terminar de disparar entre los tres palos. Llegaban más complicaciones para los almerienses, quedándose también en inferioridad numérica ante la expulsión de Juan Ibiza por doble cartulina amarilla. Una sensible baja para el duelo del próximo fin de semana contra los vecinos nazarís.

Después de cuatro meses de imbatibilidad fuera del Estadio de los Juegos Mediterráneos, el Real Sporting de Gijón pone fin a esta racha a domicilio. Una derrota, que a falta de conocer el resultado del duelo del Cádiz CF esta jornada, aleja a los almerienses del Play Off tras unas semanas de mucho dulce y retrasa mínimo un puesto a los indálicos en la tabla a causa de la victoria del RCD Mallorca en Son Moix frente al Real Oviedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.