Crónica. El Cádiz hizo lo justo para pasar de ronda ante un flojo Almería

05/09/17. Manolo Serrano

Cádiz CF 1-0 UD Almería

Los de Ramis mostraron debilidades defensivas, sobre todo por la banda izquierda, donde arrancó la jugada que dio origen al único gol del partido, obra de Barral en el minuto 23.

Los menos habituales desaprovecharon su oportunidad, solo Verza demostró estar preparado para la competición. 

Fuente Cristo García, eldesmarque.com

Empezaba su andadura copera la UD Almería ante el Cádiz CF en el Ramón de Carranza, en la segunda ronda de la competición y a partido único, en el que Ramis daba minutos a los menos habituales, salvo en el caso del central Joaquín y el delantero Caballero, que entraban en el once titular junto a Fernando en portería, Fran Rodríguez, Owona y Pervis en defensa, y Tino Costa, Verza en la medular, Lin y Javi Álamo en las bandas e Hicham de media punta.

Comenzaba el encuentro con un Almería que controlaba mejor el balón durante los primeros minutos pero cuyo dominio duraría muy poquito, apenas un cuarto de hora, en el que la dupla Verza y Tino Costa estuvieron algo más cómodos, para empezar a pasarlo mal a partir de entonces, denotando falta de entendimiento entre ambos.

Los locales se acercaron a la portería de Fernando en una primera acción que no culminó Aitor García, tras error defensivo de un Pervis Estupiñán que lo pasó muy mal ante Moha, el atacante más activo en la primera mitad por parte de los amarillos.

Los rojiblancos contestaban con un centro lateral que Hicham remataba alto en el 12, pero la ocasión más clara llegaría tras una mala cesión de Owona a su portero que el Cádiz estuvo muy cerca de convertir en el uno a cero. Un gol que si llegaría en el minuto 23, tras una acción por la derecha en la que Moha sirvió a Barral dentro del área, para que el delantero pusiera el balón, completamente solo desde el punto de penalti, junto al palo izquierdo de Fernando, que no pudo hacer nada para evitarlo.

Los de Ramis perdieron su situación en el campo y se mostraron desdibujados, con una banda izquierda en la que el Cádiz encontró un filón, con Lin desentendido de labores defensivas y Pervis pasándolo muy mal ante Moha. En ataque Caballero y Álamo no aparecieron en ningún momento, y tan solo se pudo salvar alguna acción de Hicham en ataque.

La segunda mitad empezó con los amarillos más conservadores y el Almería llevando el peso del partido. Trujillo entró por Joaquín al descanso. Los de Ramis querían acercarse a la meta rival pero la defensa local se mostraba infranqueable. Pervis centraba desde la izquierda para que Álamo rematara de cabeza al lateral de la red, en la primera acción de peligro del segundo tiempo.

Nauzet entró por lin en el 58 y el cambio dio más veticalidad a su equipo aunque no llegaban a poner a prueba a Rubén, guardameta del Cádiz. Correa sirvió desde la derecha a Carrillo en el 62 para que éste cabeceara alto. Desde ese momento el Cádiz apenas apareció por área rival. Dani Romera había abandonado el terreno de juego y David Barral no entró en contacto con el balón en todo el segundo tiempo.

Owona en el 69 cabeceó un centro muy bien puesto por Álamo pero no tuvo precisión en su remate. Caballero salía del terreno de juego para que entrara Rubén Alcaraz, que tampoco tuvo protagonismo. La ocasión más peligrosa llegaba en un disparo muy lejano de Tino Costa que obligó a lucirse a Rubén para desviarlo a córner.

Poco más que destacar hasta el pitido final, en un quiero y no puedo de un Almería con muy poca chispa en ataque y que no tuvo emplearse en defensa en la segunda mitad. Veinte buenos minutos de un Cádiz lanzado por Moha y Barral en la primera parte, valieron a los locales para hacerse con la eliminatoria.

A Ramis la prueba le valió para ver que Verza está en forma y preparado para tener peso en el equipo, que Tino Costa necesita tiempo para aportar lo que de él se espera y que las bandas sin Fidel están exentas de peligro alguno. Lin estuvo nervioso e impreciso y Álamo desconectado hasta el descanso, como Caballero. Hicham bastante activo, pero muy solo, y de los cambios, apenas salvar algún detalle de lo que podría aportar Nauzet cuando se encuentre en forma, pues dio algo más de verticalidad a los suyos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *