Crónica. El Almería vuelve a deleitar al Mediterráneo con otro espectacular triunfo en casa

13/10/18. Manolo Serrano

UD Almería 3-0 UD Las Palmas

Los de Fran Fernández pasaron por encima de su rival con las mismas señas de identidad con las que lograron sus anteriores triunfos.

Narváez abrió el marcador en el primer tiempo, Juan Carlos hizo el segundo en el ecuador del segundo acto y se cerraba la cuenta con un tercer tanto a la contra, con gol en propia meta visitante.

Arrancaba la novena jornada de liga para UD Almería y UD Las Palmas en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, y lo hacía con un once muy similar, por parte de la UDA, al de las jornadas anteriores, con la única novedad de la presencia de Narváez en banda izquierda por el sancionado Corpas.

El inicio del choque depararía alternancias en el juego con dos equipos que intentaban llevar la manija del partido, si bien fue el Almería el que empezó a controlar el esférico con mayor claridad, lo que propició la primera ocasión de los rojiblancos, y que valdría para adelantar a los de Fran Fernández en el marcador. Juan Carlos asistía a Álvaro dejándolo solo ante el portero, pero Raúl detenía su disparo con el pie en primera instancia, sin embargo el rebote le caía de nuevo al delantero que metía un pase mortal a Narváez, quien fusiló en área chica. Era el 1-0 en el minuto 9.

La UD Las Palmas intentaría reaccionar y apunto estuvo de hacer la igualada en una controvertida jugada que se originó con la reclamación por parte de Eteki de una falta, en realidad agresión, por parte de De Galarreta que le propinó un codazo y le costó la pérdida de un diente. El colegiado no vio acción punible pese a estar muy cerca, la jugada siguió y acabó con Maikel y Rubén Castro solos ante René, pero el primero prefirió jugársela sin éxito, saliendo el guardameta triunfador en una clarísima opción visitante.

Lo intentaron también los insulares con un pase lateral de Rubén Castro que Araujo cabeceó alto en el 20, pero el Almería no se vino en absoluto atrás y buscó el segundo tanto, que habría encontrado si Juan Carlos hubiera acertado en el mano a mano frente a Raúl, o Álvaro lo hubiese hecho en la continuación de la jugada, cuando un rechace de un defensa bajo palos le dejó por error el balón en bandeja para haber abierto brecha en el tanteador. Su remate contra pronóstico se fue alto.

Saveljich, con problemas musculares, dejaba su sitio a Owona a la media hora de juego. Seguían los rojiblancos buscando la portería rival y Juan Carlos casi la encuentra en el 34, pero su disparo salió rozando el palo. De la Hoz si que encontró a Narváez por la izquierda en una rápida contra local antes del descanso, el extremo se durmió y acabó disparando con la oposición de un defensa que frenó su remate.

Al final de los primeros cuarenta y cinco minutos victoria merecida de un Almería que recuperó la  intensidad pérdida en Córdoba y que no paró de intentarlo en un encuentro entretenido y muy abierto donde los locales crearon mayor peligro y dispusieron de un mayor número de oportunidades, demostrando estar enchufados desde el pitido inicial.

Arrancaba la segunda mitad y lo hacía con dos nuevas oportunidades para el Almería. Un pase muy peligroso de Narváez por la izquierda lo despejaba a córner un defensa, mientras que el saque de esquina lo cabeceaba Owona, desde el punto de penalti, alto por muy poco. Los  rojiblancos seguían más enchufados que su rival y querían reflejarlo en el marcador.

Juan Carlos disparaba en el 55 desde fuera del área, a las manos de Raúl un minuto antes de que Fidel se llevara una sonora pitada al ser sustituido por Tana. Mesa dejaba su sitio a Blum para completar el doble cambio de Las Palmas. Así se llegaba al minuto 15 de la segunda parte y el Almería mantenía el control del partido, con gran solvencia en defensa, donde no pasaba apuros, y con una línea ofensiva que salía con gran velocidad cada vez que tenía opción.

Los rojiblancos empezaban a bordar su juego y crecían en el partido, y lo demostraron con un segundo gol tras una espectacular jugada colectiva que culminó Juan Carlos para delirio del público que asistía al Mediterráneo. Tras muchos pases del Almería, Owona se decidía a cruzar el centro del campo, abría a Narváez en un cambio de juego que nadie esperaba, y éste asistía por alto a Juan Carlos que driblaba a un defensa y batía a Raúl para, por fin, hacer el más que merecido dos a cero, con veintidós minutos de partido por delante.

En el 73 Chema entraba por Narváez y apenas dos minutos después Las Palmas lograba un gol que sería anulado por dudoso fuera de juego de Rubén Castro. Los visitantes no daban el choque por perdido y buscaban el 2-1, pero corrían más riesgos en defensa ante un Almería que quería sentenciar a la contra. Y así fue, en el 85 Juan Carlos cogía el balón y buscaba el centro al área chica, donde entre el portero y un defensa acabarón introduciendo el esférico en su portería. Al final 3 a 0 y los tres puntos que se quedan merecidamente en casa después de otra enorme actuación del equipo almeriense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.