Crónica. El Almería vio escapar dos puntos en un partido en el que acarició el triunfo

19/11/18. Manolo Serrano

UD Almería 1-1 RC Deportivo de la Coruña

Tras una primera parte de escasas ocasiones y poco fútbol, los rojiblancos se adelantaron en la segunda con un golazo de Narváez que hacía justicia a la mayor ambición de los locales.

Otro golazo de Fede Cartabia en el tramo final, supuso el reparto definitivo de puntos entre ambos conjuntos.

La UD Almería recibía en la noche de hoy a uno de los grandes de la liga, el Deportivo de la Coruña, serio candidato al ascenso tras haber perdido la pasada temporada la máxima categoría, y que llegaba al Mediterráneo en cuarto lugar aunque presentando mejores números en su campo que a domicilio. Fran Fernández volvía a apostar por el habitual once anterior al encuentro ante el Rayo Majadahonda, con Juan Carlos y Luis Rioja de vuelta y con la novedad de Arzura en el medio campo, que ocupaba la posición de Eteki, aún con su selección.

El partido arrancó con un Deportivo que ponía el control del balón, mientras que el Almería mostraba verticalidad en su juego, casi siempre a la contra y esperando rentabilizar algún robo de balón con rápidas salidas iniciadas por sus extremos, Corpas y Rioja, que no encontraban la manera de superar a la experimentada defensa blanquiazul.

Hubo que esperar al ecuador del choque para encontrar un remate que además no vio puerta, de un ex rojiblanco, Quique, tras un fallo en la salida de balón de los locales, en el que Alex Bergantiños aprovechó para subir la banda solo y poner el centro en busca del acierto que no tuvo su delantero y máximo goleador. Así las ocasiones seguían brillando por su ausencia en un partido donde ningún equipo imponía su criterio sobre el otro.

En el minuto 40 un error de Arzura como último hombre fue corregido in extremis por la zaga rojiblanca en la que fue la mejor oportundidad de los visitantes en el primer acto. Justo antes de que el colegiado señalara el descanso el Almería respondía por partida doble, primero tras un despeje de Owona que le cayó a Álvaro dentro del área y que fue neutralizado por un defensa del Depor cuando se disponía a cruzar su disparo a un palo. Después fue Corpas, de espaldas, el que agarraba un balón al borde del área chica, se daba la media vuelta y se topaba de nuevo con los pies de otro defensor que evitaba el tanto local.

En el balance final del primer tiempo, el desgaste físico no se tradujo en ocasiones, con pocos golpes al rostro de ambos equipos, justas tablas en el marcador y dos conjuntos que dejaban todo por dilucidar para la segunda mitad.

Tras la reanudación Juan Carlos acababa una gran jugada por banda derecha con un centro raso al área chica en el que esperaba Álvaro para empujarla, pero que fue despejada a córner en última instancia por un defensa. El saque de esquina lo cabeceaba Saveljich a las manos del portero, en el primer remate a puerta del partido.

El Almería aceleraba y empezaba a imponer su mayor ritmo en los primeros compases, con constantes subidas por banda derecha, ante un Depor replegado que no se hacía con el esférico. Los rojiblancos encontraban dificultades en la salida de balón.

Volvían a acercarse los locales, en esta ocasión con un galopada por la izquierda de Luis Rioja en la que su centro al primer palo era despejado a córner cuando Álvaro se disponía a empalarla. El posterior córner lo remataba desviado Corpas desde el segundo palo. Las sensaciones no eran malas, los rojiblancos vivían en el campo del Depor y eso era sinónimo de escaso peligro en su propia área, donde René apenas actuaba con las manos, y sí para contribuir en la salida de balón, donde Saveljich y Owona encontraban algunas dificultades.

Justo cuando se llegaba al ecuador del segundo acto, Narváez entraba por Luis Rioja y su participación en el choque sería crucial. En su primera actuación llegaría la ocasión más clara de todo el encuentro, y la tendría el Almería en la cabeza de Juan Carlos, que incomprensiblemente envió su remate al lateral de la red, con todo a favor, tras un centro medido del propio Narváez desde la izquierda, después de ganar un balón dividido en el córner.

Ya en el minuto 73, Andoni subía por la izquierda, se apoyaba tirando la pared con Narváez, al que le llegaba el balón dentro del área, se lo cambiaba de pie para zafarse del defensor y de pontentísimo disparo colocaba el esférico en la misma escuadra de la portería defendida por Dani Giménez, que solo pudo seguir con la vista el desenlace de la jugada. Era el 1-0, resultado justo tras un segundo tiempo en el que el Depor se estaba viendo superado por los de Fran Fernández.

Cuando el partido entraba en su recta final, otro golazo, en este caso de Fede Cartabia, devolvería las tablas al choque. El atacante blanquiazul cogío el esférico desde la esquina del área y no dudo en probar fortuna, cogiendo a René con el pie cambiado, y alojando el balón en la escuadra, después de que el portero llegara a tocar el balón.

Quedaba muy poco tiempo y Chema saltaba al campo por Juan Carlos para intentar encontrar el camino a la victoria. Sin embargo fue Quique tuvo la oportunidad de hacer el segundo, aunque el balón no encontró portería. Al final reparto de puntos en un encuentro donde el Almería fue más ambicioso, por lo acontecido en la segunda parte, y en el que se escaparon dos puntos que estuvieron muy cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.