Crónica. El Almería tira de oficio y suma otra victoria en el Mediterráneo

04/11/18. Manolo Serrano

UD Almería 2-1 Sporting de Gijón

Pese a que el Sporting se adelantaba al comienzo del partido con gol de Djurdjevic, los rojiblancos le dieron la vuelta al marcador con un tanto de Álvaro de penalti, antes del descanso, y con un bonito gol de Andoni en el minuto 73.

Pese a que no fue el mejor partido de los rojiblancos en casa, supieron tener paciencia y rentabilizar su dominio y mayor número de ocasiones.

La UD Almería volvía a jugar en casa después de dos partidos de liga lejos del Mediterráneo, y lo hacía ante un Sporting que llegaba a Almería como el penúltimo equipo de la clasificación en cuanto a dígitos a domicilio se refiere. Fran Fernández seguía dando continuidad a los mismos jugadores que acostumbra a poner de inicio en liga, con la única novedad de Arzura en el medio campo, en lugar del sancionado Eteki.

El encuentro comenzaba como casi todos los anteriores en el Mediterráneo, con un Almería que intentaba llevar las riendas del partido y con un rival algo más conservador, pero que se defendía sin problemas atrás y que aprovecharía el primer error de la zaga rojiblanca para abrir el marcador sin previo aviso. Era el minuto 10 y un saque de banda del Almería se convertiría en una contra letal para los visitantes, al llegarle el esférico a Djurdjevic que se iba de Owona, fuera de su sitio, por el carril izquierdo, y asistía en boca de gol a Pérez que solo tuvo que poner el pecho y empujarla al fondo de la red.

Los de Fran Fernández intentaron reaccionar al tanto inicial, que cayó como un jarro de agua fría, y disfrutarían de la primera clara ocasión en el minuto 18 tras otro saque de banda, esta vez en ataque, sacado por Romera, que llegó a Juan Carlos en área chica, pero que se encontró con el portero que desvió su remate a córner. Los minutos corrían en el Mediterráneo sin  que los locales encontraran la manera de hacer daño al Sporting, que parecía sentirse cómodo y bien posicionado, complicando la salida de balón a la primera línea del Almería, que se veía obligado, en reitaradas ocasiones, a apoyarse en su portero, lo que desesperaba a la grada.

Al borde de la media hora, una galopada por la derecha de Luis Rioja acababa en los pies de Juan Carlos al borde del área que disparaba mansamente a las manos de Mariño. El partido era insulso, de escasa calidad y poca intensidad, pero la suerte sonreiría al Almería que lograría el empate en el 35, al gozar de una pena máxima sobre Álvaro que era derribado por Molinero cuando se plantaba solo ante el portero, después de recibir un gran pase a la espalda de la defensa. El mismo Álvaro se encargó de materializar el penalti y hacer el empate.

El gol sentó muy bien a los rojiblancos que enlazaron la mejor jugada del choque en el minuto 39, al lanzar una contra muy rápida y que pasó por hasta siete jugadores del Almería, prácticamente todos al primer toque, y que acabó con un remate de Juan Carlos tras taconazo de Álvaro dentro del área, y que se marchó fuera por poco, aunque el colegiado había anulado la acción por fuera de juego.

Así se llegaría al descanso en un choque que empezó a animarse tras la igualada local, cuando el Sporting decidió buscar de nuevo la meta de un René que apenas tuvo que intervenir, salvo por una gran mano que abortaba un centro desde la izquierda y que buscaba a dos atacantes del Sporting en el segundo palo, justo antes de que el colegiado mandase a ambos equipos a vestuarios.

Arrancaba la segunda parte y lo hacía con una buena ocasión para el Almería en el minuto 50, cuando Saveljich colgaba un balón aéreo desde su campo para que, tras una indecisión de la zaga visitante, Rioja disparara dentro del área, de volea, ante Mariño, estorbado por un defensa que impidió que pudiera dirigir a portería su remate.

El Sporting daba la impresión de estar más desordenado tras la reanudación y con escasas ideas en ataque, por lo que el Almería empezaba a manejar el choque, ofreciendo mejores sensaciones. Fran Fernández trató de meter una marcha más con la entrada de Chema y de Narváez por Juan Carlos y Rioja en el minuto 63.

Las oportunidades escaseaban aunque el balón se encontraba la mayoría del tiempo en campo del Sporting. Sin embargo, serían los visitantes los que avisarían con un gol anulado en el rechace un córner. Pero el que se si subiría al marcador sería el golazo de Andoni, en el 73, tras otra enorme jugada del Almería, inciada por la derecha y culminada por la izquierda, con una gran asistencia de De la Hoz a Andoni, que se sacó un gran disparo cruzado, raso, convirtiéndose en el 2-1 para los locales.

El Sporting empezó a arriesgar, así gozó una falta en la esquina del área que Carmona estrelló en la misma cruceta. Pudo ser el empate a dos, pero otra vez la fortuna estaba de parte del Almería. Con el resultado a favor el Almería seguía las órdendes de Fran Fernández, de imprimir una presión asfixiante en la salida de balón del Sporting. A escasos cinco minutos del final René daba el susto, al recibir un golpe por el que tuvo que ser asistido.

Sekou entraba por Álvaro, ovacionados ambos, con el tiempo reglamentario casi cumplido. El Almería quería mantener el balón, el Sporting corría desesperado tras él. El choque parecía descontrolado, pero al final los puntos se quedaron en el Mediterráneo, después de que los rojiblancos tiraran de oficio en un encuentro que se les puso muy complicado, pero en el que nunca perdieron la calma hasta que supieron rentabilizar sus ocasiones y mayor iniciativa. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.