Crónica. El Almería rescata un punto de su visita a La Rosaleda

01/02/19. Rubén Rozas Jódar

Málaga CF 1-1 UD Almería

Los rojiblancos observaban como Adrián González adelantaba al cuadro malacitano en el minuto 11 tras ganarle la espalda a Romera.

Luis Rioja materializaba la igualada cuando llegábamos al tiempo de prolongación para hacer justicia en La Rosaleda.


El Almería se presentaba en La Rosaleda con la misión de reeditar la gesta copera, en la que se impuso a la escuadra blanquiazul por 1-2 con remontada incluida. En el campo rival estaría uno de los cocos de la categoría de plata, que la pasada noche realizó hasta tres incorporaciones (Iván Alejo, Brezancic y Werner). Para ello Fran Fernández repetía su habitual alineación con René en el arco; una defensa formada por Iván Martos, Juan Ibiza, Saveljich y Romera; el doble pivote formado por César de la Hoz y Yan Eteki; Luis Rioja y Corpas en las bandas; Juan Carlos en la mediapunta y Álvaro Giménez como máxima referencia ofensiva.

El preparador indálico se había llevado hasta tierras malacitanas a 19 futbolistas convocados, por lo que tenía que ejecutar un descarte, siendo este Juan Ibiza el descarte tras resentirse en el calentamiento. El balear iba a ser de la partida, ocupando su demarcación Owona y Gaspar, descarte inicial, pasando a la bancada. Los unionistas pretendían reencontrarse con el triunfo tras cuatro partidos sin hacerlo, así como trataría de volver a perforar las mallas de la meta rival después de tres duelos sin materializar tanto alguno.

Se dejaban notar los más de 375 hinchas rojiblancos desplazados hasta el Paseo de Martiricos, quien coreaban a los suyos mientras el speaker malaguista coreaba la alineación almeriense a mínima voz. El horario, al igual que en el encuentro de ida, no era el más apetecible, pero ocupaban más de la mitad del sector dedicado a los visitantes.

Iba a echar a rodar el esférico con un estadio que todavía estaba ocupándose por parte de la hinchada local. Serían los rojiblancos quienes dispusieran de la primera posesión de este duelo regional. Mientras en el Fondo Sur de La Rosaleda se podía leer una pancarta en honor a Julen, el pequeño malagueño que fue hallado sin vida durante la pasada madrugada del sábado al domingo en el pozo al que había caído semanas antes en Totalán, con el siguiente mensaje: “Las alas no estaban listas para volar, pero Málaga no estaba lista para verte partir”.

Se adelantaban en el marcador los malaguistas con tanto de Adrián González, quien fusilaba a René tras ganarle la espalda a Romera en el minuto 11. Los rojiblancos, al igual que en el choque copero, tendrían que remontar para lograr sumar. Un gol local que venían acompañado de una intensa lluvia, unida también un fuerte vendaval. Corría a refugiarse la parroquia malacitana, mientras que la unionista sacaba los paraguas y los chubasqueros. Una lluvia que duraba escasos diez minutos.

Los pupilos de Muñiz vencían momentáneamente a los almerienses, si bien eran estos quienes llevaban el protagonismo en el encuentro. Arribábamos al minuto 25, Álvaro Giménez empata el duelo, pero su tanto era anulado por posición antirreglamentaria. Pasaba la media hora de juego cuando parecía que el conjunto blanquiazul ampliaría su ventaja con una falta en la frontal. Lanzamiento que se estrellaba contra la cruceta para suspiro visitante. Poco a poco la escuadra malacitana se iba haciendo con el control del partido.

Íbamos llegando a los últimos instantes del primer tiempo, los rojiblancos inquietaban a su adversario intentando lograr su primer tanto con centros desde las bandas, reclamando pena máxima por mano en uno de ellos. Sin éxito para los intereses rojiblancos y con solo cuatro segundos de prolongación, los 22 protagonistas se marchaban a vestuarios.

Se reanudaba el juego tras los 15 minutos de descanso, y a su vez lo hacía la lluvia. La primera oportunidad clara del segundo periodo sería malaguista tras un remate dentro del área que rechazaba con el muslo René. Salía al contragolpe tras una pérdida de balón rojiblanca en campo rival. Los malacitanos mejoraban su imagen de la primera parte, al compás que a los indálicos les costaba crear peligro.

Apenas llevábamos un cuarto de hora del segundo periodo cuando Fran Fernández inauguraban las sustituciones en las contiendas. Segundos más tarde, Areces Franco le mostraba la cartulina a Owona, primera para los visitantes y segunda del choque. Justo cuando el minuto 60 se vislumbraba en el electrónico, Renato ejecutaba una chilena que concluía con la bola perdiéndose por encima del marco unionista. Nada más producirse esta acción, Blanco Leschuk era retirado por Muñiz y su lugar lo ocupaba Ontiveros.

El técnico almeriense retiraba a Juan Carlos Real, amonestado, para dar entrada a Chema Núñez en el 72’. Casi a la par, Muñiz ejecutaba también su segundo cambio, retirando al debutante Erik Morán para sacar al delantero ucraniano Seleznov, afamado en tierras malacitanas por bañarse en el mar en pleno invierno nada más aterrizar en su nueva casa.

Restaban once minutos de partido, Seleznov estaba a punto de estrenar su casillero goleador con un sutil disparo en el interior del área almeriense, salvándolo un defensor a escasos metros de la línea de gol.
En el minuto 83, Fran Fernández agotaba todas sus bazas al darle la oportunidad de debutar con la casaca rojiblanca a David Rocha, incorporándolo por Yan Eteki. Lo intentaba sin fortuna el conjunto almeriense mientras veía como se le iba acabando el tiempo para remontar. Un intento que no iba acompañado de un serio peligro ante la meta defendida por Munir.

Cerca estuvo de llegar la igualada en el 87’ con un chut de Álvaro Giménez dentro del área malaguista, marchándose a metro y medio del poste blanquiazul. Nada más mostrar el cuarto colegiado el tiempo extra, los rojiblancos obtenían el tanto del empate mediación de Luis Rioja, quien tras varios intentos consecutivos lograba su segundo gol del curso con un disparo en el interior del área blanquiazul.

Sin tiempo para gran cosa, concluía la contienda entra boquerones y almerienses que se saldaba con un punto favorable para cada conjunto. Un punto que tenía buen sabor para los unionistas después de empatar el duelo en el tiempo de prolongación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.