Crónica. El Almería no pudo con la férrea defensa del Cádiz

UD Almería 0-0 Cádiz CF

A los rojiblancos les costó mucho crear peligro ante el orden y el rigor táctico de un Cádiz muy bien plantado que llegó a fallar un penalti en el primer tiempo, detenido por René.

Justo reparto de puntos en un choque en el que los laterales Martos y Romera acabaron lesionados. Gaspar volvió tras siete meses de inactividad.

La UD Almería arrancaba la segunda vuelta del campeonato ante el Cádiz CF en el Estadio de los Juegos de los Mediterráneos, con dos equipos instaurados en la parte media alta de la clasificación y con opciones de engancharse al tren de cabeza que ocupa puestos de play off de ascenso. Para esta cita Fran Fernández volvía a apostar por el mismo once que la pasada semana.

El encuentro comenzaba con un Almería que se hacía poseedor de la posesión y un Cádiz a la espectativa, que aguardaba con las líneas juntas en su campo. Pronto el dominio local empezaba a dar sus frutos, y en el minuto 9 Álvaro asistía a Corpas para que éste, en el mano a mano, se encontrara con el pie de Cifuentes que evitaba el primero de la tarde.

El Almería hilvanaba interesantes combinaciones y posesiones largas en busca de espacios encontraron por dos veces por el costado derecho del ataque rojiblanco, donde Corpas se mostraba muy incisivo. Sin embargo, una contra del Cádiz pasado el cuarto de hora propiciaría la mejor oportunidad del partido hasta el momento, que llegaría desde el punto de penalti, después de que Eteki robara un balón, según el colegiado en falta dentro del área, pese a que conectó claramente con el esférico antes que con el delantero amarillo. René se encargó de detener el lanzamiento, evitando así la injusticia. Una más, caprichos del destino, de las increíbles decisiones arbitrales que tanto han perjudicado históricamente al Almería en su campo frente al Cádiz.

Pese a la euforia de la detención del penalti, el Almería se empezó a mostrar más espeso en ataque y así se superaba la media hora de encuentro sin ocasiones que reseñar, aunque eso sí, con tres cartulinas amarillas para los locales Eteki, Juan Carlos y Martos. También la verían Edu Ramos y Lekic para los visitantes antes del descanso.

Una falta lanzada por Juan Carlos al segundo palo acabó con varios rechaces peligrosos y el balón despejado a córner. Los últimos compases del primer acto fueron de color rojiblanco, con los pupilos de Fran Fernández más asentados y con las ideas más claras, ante un rival que proponía un juego directo y de poco toque, en busca de la velocidad de sus hombres peligroso de ataque.

Daba inicio la segunda mitad con el mismo guión que acabó la primera, el orden y el rigor defensivo del Cádiz seguían imponiéndose al ataque insistente pero poco eficaz de los locales, demasiado predecibles cuando el juego carece de ritmo.

Un balón largo, peinado, habilitó a Alex para que intentara un disparo forzado que se marchó por encima del larguero defendido por René. El conjunto dirigido por Álvaro Cervera no creaba excesivo peligro, pero se encontraba demasiado cómodo y apenas inquietado para jugar a domicilio. Así Fran Fernández daba entrada a Chema en el minuto 64 por Juan Carlos, para tratar de filtrar balones y encontrar espacios, en busca de algo diferente a lo ya expuesto.

Un buen centro de Luis Rioja estuvo cerca de rematarlo Álvaro en área chica aunque llegó antes el portero. El juego del Almería ganaba en dinamismo. Martos dejaba su lugar a Andoni por lesión. En el minuto 75, un cabezazo de Kecojevic a la salida de un córner pudo adelantar al Cádiz, pero René volvió a ser decisivo y sacó una mano providencial despejando el balón a córner. Apenas un minuto después José Mari veía su segunda amarilla y era expulsado dejando al Cádiz con uno menos.

El Almería tenía quince minutos por delante para encontrar el gol , pero serían los visitantes, tras un despeje de su zaga, quienes dispondrían de una buena oportunidad para batir a René, que se quedó vendido en su salida, con la suerte de que Salvi no vio puerta en su remate. Era el minuto 81 y coincidía con la última sustitución local, también por lesión, ahora de Romera que dejaba su sitio a Gaspar que volvía tras siete meses de inactividad, aunque fue Corpas quien retrasó su sitio para que el recién entrado ocupara una posición más ofensiva.

El partido no dio para más, al Almería le costó mucho crear peligro, incluso en superioridad, por lo que hubo justo reparto de puntos en el Mediterráneo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.