Crónica. El Almería no fue a la guerra frente al Reus y se dejó tres puntos vitales

24/03/18. Manolo Serrano

Reus Deportiu 1-0 UD Almería

Un error en cadena del Almería, mediada la primera parte, le costó un gol y la pérdida del orden defensivo tras un comienzo de control visitante.

El Reus pudo sentenciar en repetidas ocasiones de su goleador Lekic, pero acabó venciendo merecidamente a un pobre Almería que solo mejoró en el tramo final del choque.

La UD Almería afrontaba en Tarragona, mermado por las bajas, un partido muy importante ante un rival directo como el Reus que le superaba en la tabla por un solo punto y que ya venció por la mínima en el partido de ida en el Mediterráneo. Condicionado por las ausencias, Lucas Alcaraz repetía defensa de cinco, en la que entraba Motta tras cumplir sanción y Trujillo tras la lesión de Joaquín. En la medular Callejón cubría el hueco dejado por Sulayman, sancionado y además con su selección, por lo demás, estaban los mismos que la jornada anterior.

En los primeros compases del encuentro el Almería mantuvo a raya a los locales, que sufrían para sacar el balón jugado, debido a la presión alta de los visitantes, que calcaban el planteamiento de la pasada semana en Valladolid. Precisamente como en la última cita, era el Almería el que se podía adelantar en el marcador tras una doble pared entre Pozo y Pervis que acabó con un remate dentro del área, que se marchó por encima del larguero, del malagueño.

Había transcurrido ya la mitad de la primera parte y el Reus no había sido capaz de adaptarse al planteamiento propuesto por su rival, siendo el Almería el que se mostraba mucho mejor asentado en el campo y con las ideas muy claras. Sin embargo, en su primera acción de peligro, el Reus golpearía primero aprovechando un triple error defensivo del Almería. El balón al espacio desde el centro del campo cogía la espalda a Morcillo, Yoda ponía el esférico por encima de René que salió a destiempo, y éste lo empujaba en área chica Lekic al fondo de la red, al ganar la partida a un Trujillo que se dormía cuando tenía ventaja. Era el 1-0 en el minuto 25 y el escenario cambiaba radicalmente. 

Al borde de la media hora el daño pudo ser mucho peor, cuando Fran se marchaba por banda y ponía un centro desde la izquierda que buscaba de nuevo a Lekic pero encontró a René. Los de Lucas Alcaraz quisieron reaccionar y realizaban su primer disparo a puerta, obra de Rubén Alcaraz y que atajó sin mayores problemas Edgar Badía. Guzzo disponía de una falta peligrosa al borde del área que lanzó muy cerquita de la escuadra.

Un error garrafal había tirado por tierra la primera parte del Almería, además el tanto había conseguido romper el orden defensivo visitante, concediendo más opciones a los locales como la que dispuso de nuevo Lekic antes del descanso, al fallar la zaga tirando el fuera de juego. El delantero, que hizo mucho daño en sus acciones ofensivas desde que adelantara a su equipo, se adentró en el área pero acabó lanzando muy alto.  

Empezaba la segunda parte pero poco o nada cambiaba. El Almería seguía sufriendo las acciones de Lekic, por el que pasaba todo el ataque del Reus. Hasta tres buenas ocasiones acumuló en apenas cinco minutos y las tuvo de todos los colores, en área chica por abajo, de cabeza, o de volea lejana. Inmediatamente Owona dejó su lugar a Verza para prescindir de la defensa de cinco y sumar otro jugador en la medular.

El Almería hacía aguas continuamente, primero la tenía Haro y después Yoda, pero en ambas ocasiones René intervenía para desbaratar dos claras oportunidades, más si cabe la segunda, un mano a mano en el que se cantaba el segundo. Con los indálicos pasándolo realmente mal, horribles en la colocación de sus dos primeras líneas, un doble córner del Almería le dio la opción de encontrar un premio que casi ni se buscaba. En el primero Verza botaba el saque de esquina y Rubén Alcaraz remataba a un metro de la portería, aunque en posición forzada desde el suelo. El segundo lo sacaba de nuevo el de Orihuela y lo cabeceaba Motta sin encontrar puerta.

Mejoró algo el conjunto visitante en ataque, al menos sus apariciones en campo contrario eran más numerosas. Callejón salió por Javi Álamo en el 73 para intentar jugar más por las bandas. La hemorragia atrás también se había logrado cortar, con un cuarto de hora de partido por delante y un Reus que había perdonado innumerables ocasiones y que podía acabar sufriendo para aguantar una victoria que merecía de manera mucho más plácida.

Lucas Alcaraz daba entrada a Caballero para agotar sus cambios y ganar en envergadura ofensiva, en busca de algún remate de sus atacantes con el que poder igualar la contienda. Los minutos pasaban y el Almería era incapaz de poner en apuros a los locales. Sin embargo, a cinco del final, Javi Álamo centraba por la derecha y ponía un balón medido a la cabeza de Soleri, que se encontró con Edgar Badía, con toda la portería para haber logrado el empate.

Ahí murieron las opciones de puntuar de un Almería que no entendió la importancia de este duelo, en el que pudo haber caído por más goles de diferencia. Muchos errores defensivos con defensa de cinco, sobre todo tras el gol local, que dejaron al desnudo a un Almería muy pobre también en ataque. En definitiva muy mal partido de los de Lucas Alcaraz que empiezan a ver las plazas de descenso cada día más cerca.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *