Crónica. El Almería mereció más pero no pasó del empate ante el Valladolid

15/10/17. Manolo Serrano

UD Almería 1-1 Real Valladolid

Verza adelantó al Almería en el primer minuto, mientras que Mata hizo la igualada de penalti en el 35.

Los de Ramis volvieron a mostrar su mejor cara en el Mediterráneo, pero su esfuerzo y entrega no encontraron recompensa. Fidel fue expulsado con roja directa en el último minuto.

La décima jornada de liga enfrentaba en el Estadio de los Juegos Mediterráneos a dos conjuntos, Almería y Valladolid, con dinámicas bien distintas, y es que mientras los rojiblancos venían de caer derrotados en sus dos últimos choques cayendo al decimosexto lugar, los albivioletas habían vencido por 4 a 0 al Alcorcón, colocándose quintos en la tabla. En esta ocasión Ramis afrontaba el partido con lo justo, al tener importantes bajas por lesión como las de Tino Costa e Hicham, y otras tantas por sanción, caso de Pozo y Morcillo, volviendo al once inicial Joquín, Fidel y Alcaraz que no estuvieron ante el Rayo.

Empezaba el partido y no lo podía hacer mejor para la UD Almería, que después de un claro aviso al recuperar Nauzet un balón y desperdiciar un tres para dos dentro del área, conseguía ponerse por delante en el marcador merced a un zapatazo de Verza desde el borde del área, tras un rechace a la salida de un córner. Era el 1-0 para los rojiblancos cuando apenas se llevaba disputado un minuto de encuentro.

Gianniotas puso la réplica para los visitantes en el minuto 3, al estrellar en el palo otro rechace también desde la frontal, sin embargo la fortuna quiso que el esférico saliera escupido hacia fuera y no hacia el interior de la portería.

El Almería se hacía con el control del juego y con el dominio del esférico durante gran parte de la primera mitad, con posesiones largas y toque preciso, mientras que al Valladolid le costaba dar salida al balón, axfisiado por la presión alta de los de Ramis, que recuperaban una y otra vez el balón en campo contrario.

Los alvibioletas se acercaban a la meta de René con tímidos disparos que no inquietaban al portero local, pero la sensación de verdadero peligro vení más por le bando local. En el minuto 25 Fidel comenzaba una jugada escorado en banda izquierda, zafándose de hasta tres contrarios, pero topándose con un cuarto que le robó el balón cuando buscaba ya el disparo centrado en el área. En el 28 Mandi se pegaba una carrera de 50 metros con el esférico en sus pies, se iba con un autopase de un contrario, y acababa centrando atrás para que Fidel se la pusiera de cara a Nauzet que le pegó contra la defensa.

El 2 a 0 estaba más cerca que el empate, si bien es cierto que el Valladolid no renunciaba a buscar la portería contraria. En el mintuo 33 Fidel lo intentaba desde muy lejos pero su disparo se iba alto. Sin emabrgo, contra pronóstico a tenor de lo que se estaba viendo, en el minuto 34 llegaría la igualada. Nauzet rozó por detrás a Angel cuando armaba el pie para el disparo dentro del área, y éste se caía, señalando el colegiado el punto de penalti. Mata no perdonó y puso el 1-1 en el luminoso del Estadio de los Juegos Mediterráneos.

Solo un minuto más tarde Nauzet centraba desde la derecha y Fidel, completamente solo y en posición cómoda, fallaba en área chica un cabezazo que se marchaba por encima del larguero. Los rojiblancos buscaban la meta contraria pero el resultado ya no se movería antes del descanso, en una primera mitad donde los de Ramis dieron una cara muy distinta a la de otros encuentros, siendo vencedores en todos los duelos de uno contra uno en balones divididos, gracias a la mayor intensidad y buena actitud que mostró el equipo durante todo el primer acto.

Daba inicio la segunda mitad con un Valladolid mejor asentado, sin embargo la primera ocasión llegaría por los locales, cuando Juan Muñoz, que acababa de sustituir a Caballero, con molestias, remataba al pecho del portero, a la media vuelta, después de movimiento inteligente del delantero. En el minuto 55 era Owona el que remataba en posición forzada alto a la salida de un córner. 

El partido se animaba, Masip se adelantaba a Fidel y se quedaba con el esférico en un mano a mano contra el portero. Segundos después otra vez Fidel, con un taconazo, se quitaba de encima a su par y se internaba en el área para ponerla atrás sin éxito. Eran momentos de mucho agobio local, mientras el Valladolid se encomendaba a lanzar rápidas contras solentadas siempre por la sólida defensa rojiblanca.

Sampedro hacía su primer cambio en el minuto 60, entrando Hervías en lugar de Gianniotas. Precisamente sería el recién entrado quien dispararía con mucho peligro sobre la portería de René, aunque su lanzamiento se marchó escorado por muy poco. Cuando el partido se aproximaba al ecuador del segundo acto, el Valladolid respiraba y volvía a tener mayor posesión, con un Almería que había hecho un gran esfuerzo físico.

Sampedro daba entrada a Ibán Salvador por Oscar Plano y poco después hacía lo propio con quitando a Michel por Toni. Ramis buscaba frescura y velocidad sacando entonces a Nauzet para poner a Pervis, pasando Fidel a la banda derecha. También se marchaba Verza con molestias y entraba Motta.

El encuentro iba cayendo en intensidad y aparecían muestras de mucho cansancio e imprecisiones por ambos equipos, cuando todavía restaba un cuarto de hora de encuentro por delante. El público alentaba a los suyos para que se vinieran arriba. Nano buscaba fortuna desde lejos pero no encontró puerta. Sin embargo la ocasión más clara del segundo tiempo la tendría Mata en área chica, que se encontró con una espectacular mano de René que desvió su lanzamiento para que se estrellara milagrosamente en el larguero.

Se volvía a animar el partido y lo hacía porque los de Ramis, en un último eszfuerzo, se lanzaron a por la victoria embotellando al Valladolid, que lo pasó mal. Ya en el descuento Fidel era expulsadocon roja directa por empujar con violencia a un contrario. Al final el Almería se tuvo que conformar con un punto pese a haber merecido algo más.

 

One Response to Crónica. El Almería mereció más pero no pasó del empate ante el Valladolid

  1. Gregorio Fernández Felices dice:

    ¿Qué partido ha visto? La estulticia se está apoderando de los periodistas. Lo mejor de todo la expulsión de Fidel, ya que no jugará el próximo partido, tendrían que echarle veinte partidos y cuando volviera darle seis meses de vacaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *