Crónica. El Almería combatió pero se vino de vacío de Zaragoza

21/04/18. Manolo Serrano

Real Zaragoza 2-1 UD Almería

Los de Lucas Alcaraz aguantaron el empate hasta el descanso después de un conservador primer tiempo. Ya en el segundo, Papu adelantaba pronto al Zaragoza y Borja Iglesias sentenciaba el encuentro con el Almería volcado en busca del empate. Caballero recortó distancias en la última jugada.

La 36ª jornada de liga en segunda división deparaba un partido complicado para la UD Almería en La Romareda, donde los locales buscaban un triunfo que les afianzara en los puestos de play off de ascenso, mientras que los rojiblancos trataban de sumar algo positivo en su lucha por evitar el descenso. Lucas Alcaraz dejaba en Almería a Juan Muñoz, por lo que el once titular sufría cambios en ataque, en el que esta vez formaron Álamo y Fidel por bandas, Tino Costa en la media punta e Hicham como referencia ofensiva. El resto fueron los mismos que ante el Albacete.

El Zaragoza apretó en el arranque del choque y muy pronto pudo adelantarse en el marcador en un saque de esquina que cabeceó Borja al fondo de la red, aunque el tanto no subió al marcador por fuera de juego. El Almería, que quería hacer largo el partido para buscar llegar con opciones a su tramo final, no conseguía hacerse con el balón, defendiéndose achicando espacios y proyectándose escasas veces al ataque, donde los jugadores con un rol más ofensivo, como Hicham, Fidel, Rubén y Tino,  se mantenían inéditos en el partido.

La segunda opción de ponerse por delante en el choque fue también para el Zaragoza al borde del cuarto de hora, y en esta ocasión era Papu el que controlaba dentro del área topándose en área chica con René, que muy atento salvaba a su equipo de encajar el primer gol.

Tras unos minutos en los que los de Lucas Alcaraz parecían asentarse mejor sobre el terreno de juego, una falta a tres cuartos de campo daba origen a la tercera opción local, en la que en jugada ensayada, Borja Iglesias voleaba a la media vuelta solo frente a René, que salió para tapar huecos al delantero y se quedó con el esférico en las manos.

Hubo que esperar al minuto 35 para ver la primera ocasión del Almería. Una rápida contra originada tras un control perfecto de Fidel y posterior pase interior a Hicham, volvía a los pies del extremo onubense rechazado por la defensa, para que en segunda instancia buscara la apertura a Tino Costa, que la empalaba desde la esquina, sin potencia, a las manos del portero Cristian Álvarez.

Antes del descanso los maños gozarían de dos nuevas ocasiones, la primera precedida de un error de Joaquín en la salida de balón, que propició el disparo de Pombo al pisar área, encontrándose de nuevo con un segurísimo René. Un minuto antes del descanso, Papu encaraba por la izquierda a Pervis y lograba internarse en área visitante para sacar un disparo al palo largo que era desviado por Morcillo a córner cuando el esférico llevaba una trayectoria que presagiaba el 1-0.

Finalmente el resultado al descanso se mantenía en tablas sin goles, aunque en el global del primer tiempo solo hubo un equipo, el local, que pudo haber encontrado premio a su mejor juego y mayor búsqueda de la portería contraria. El Almería seguía aferrándose a su defensa numantina y a poder sorprender en alguna contra dirigida por Fídel, el mejor rojiblanco en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Arrancaba la segunda mitad y el Almería gozaba de una buena ocasión mediante un cabezazo de Hicham tras asistencia de Javi Álamo desde la derecha, pero el balón salía centrado y lo acababa atajando Cristian. Sin excesivos alardes, los unionistas asomaban más en campo contrario.

Sin embargo, en el minuto 55, un centro raso desde la derecha lo finalizaba Papu desde el punto de penalti para adelantar al Zaragoza, en una jugada donde Pervis se había despistado y había descuidado por completo de defender su banda.

Lucas Alcaraz buscó la reacción y movía el banquillo en el minuto 60, sacando del campo a Fidel y dando entrada a Soleri. Segundos después una buena contra a punto estuvo de rematarla el delantero italiano, que no pudo rematar la asistencia de Hicham desde la derecha. Los rojiblancos se animaban en ataque aunque también dejaban más espacios atrás, asumiendo riesgos que podían acabar por sentenciar el partido.

El encuentro estaba abierto, podía ocurrir cualquier cosa, un segundo tanto de los maños y el empate de los visitantes, que quemaban sus naves con un tercer cambio ofensivo, el de Motta por Caballero en una clara intención de jugarse el todo por el todo con diez minutos por delante.

Ya en el 85, Borja Iglesias aprovechaba un balón peinado por Toquero para desprenderse en el uno contra uno de Joaquín y colocar el balón, sin apenas ángulo, en la escuadra de la portería de René. Era el dos a cero y con él la sentencia del encuentro.

En la última jugada del choque Caballero finalizaba una contra desde fuera del área logrando el definitivo 2-1 con el que se llegó al final del partido. El Almería se mostró conservador en el primer tiempo y más atrevido en el segundo, donde su rival se adelantó pronto y supo mantener la compostura cuando los rojiblancos se volcaban en busca del empate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.