Crónica. El Almería cae estrepitosamente en Getafe y se complica su continuidad en segunda

04/06/17. Manolo Serrano

Getafe CF 4-0 UD Almería

Chuli decantó el choque en la primera mitad para el Getafe, con dos goles que dejaron en evidencia la pasividad defensiva del Almería.

Los de Ramis se complican así mucho la vida y deberán vencer en casa para no depender de otros resultados.

La jornada 41 de campeonato enfrentaba a Getafe y a Almería en el Coliseum Alfonso Pérez, estando en juego, por el bando local, una plaza para el ascenso directo y evitar el descenso por el visitante. Luis Miguel Ramis optaba en esta ocasión por introducir una novedad en el centro del campo, donde actuó Vélez junto a Borja, quedándose Azeez en el banquillo.

Los primeros minutos mostraron a un Almería bien asentado sobre el terreno de juego aunque el fútbol fue muy cruel con la UD Almería. Si en el minuto 7 Pozo estaba muy cerca de dejar solo a Quique después de irse tres contrarios, sería el Getafe, en su primer acercamiento, quien abriría el marcador. El gol lo hacía Chuli, jugador cedido por el Almería y de pésimo rendimiento en su etapa como rojiblanco, pero que hoy tendría mucho que decir en este encuentro. El tanto llegaba desde la frontal del área de tiro raso, ajustado al palo izquierdo de Casto, tras encarar a Nano.

El Almería quiso reaccionar, Pozo la tuvo dentro del área antes de que se cumpliera el cuarto de hora pero encontró el pie de un defensa que desvió a córner su disparo. Pero la más clara del partido la volvían a tener los locales, cuando Jorge Molina desperdiciaba un gran centro de Portillo para mandar el esférico, solo ante Casto, a las gradas del Coliseum.

Los azulones no perdonarían en su siguiente llegada, la pasividad de la defensa del Almería daba paso a varios remates desde el borde del área, en los que todos los rechaces los pillaban los jugadores locales, siendo finalmente Chuli quien volvía a ver portería con un disparo duro y colocado, imposible para Casto. Era el minuto 21 y el resultado se ponía muy cuesta arriba con un dos a cero para el Getafe.

Seguía buscando la portería contraria el Almería y sería Pozo en el minuto 25, a centro de Nano, quien dispondría de una buena ocasión al primer palo, en la que Guaita desvió a córner. Después hacía lo propio Fran Vélez en el 30 de cabeza, a la salida de un córner, con posterior chilena de Quique que se marchaba alta. Portillo ponía la réplica en el 31, pudiendo hacer el tercero pero esta vez el remate sin potencia lo paró Casto.

El último cuarto de hora fue de color rojiblanco, las oportunidades llegaron pero el esférico no quiso entrar, con un Almería que no mereció tan duro marcador al descanso. Nano lo intentó desde muy lejos con un disparo durísimo que desvió a córner Guaita. Después Joaquín fallaba de cabeza, a un metro de la portería, a la salida de un córner que pudo haber supuesto el dos a uno.

Tras la reanudación el Almería continuaba llevando el peso del partido, Vélez pudo haber reducido distancias pero enganchó mal un balón muerto dentro del área que detuvo sin consecuencias Guaita. El Almería arriesgaba y Jorge Molina tenía el tercero en sus botas pero tampoco veía puerta. Los rojiblancos entraban muy bien por banda pero sus centros nunca encontraban rematador.

En el 60 Ramis daba entrada a Gaspar por Puertas, que le recriminó el cambio y se encaró con su técnico. El partido se rompía con claras ocasiones en ambas porterías. Gaspar ponía un gran centro para que Fidel pusiera de nuevo a prueba a Guaita, el rechace caía en las botas de Gaspar que volvía a poner un centro muy peligroso y que apunto estuvo de colarse directamente en la meta del Getafe.

En el 70 Ramis daba entrada a Uche por Motta para intentar el todo por el todo pero no el cambio no salió nada bien, precisamente Uche tropezaba con su marcador en el área defendiendo un córner y Juan Cala cabeceaba si oposición para hacer el tercero y sentenciar el choque. Con el encuentro roto y a la contra, en el 80 Jorge Molina se iba solo desde el centro del campo y hacía el cuarto. Morcillo entraba entonces por Vélez.

La pasividad defensiva del Almería decantó en la primera mitad un partido en el que el Getafe mostró su pegada y contundecia y los rojiblancos su debilidad en la parte de atrás y sus dificultades para hacer goles. El Almería se complica su continuidad en segunda y deberá ahora ganar en la última jornada al Reus para no tener que hacer más cuentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *