Crónica. El Almería arrancó un merecido punto de oro en el Carranza

06/04/18. Manolo Serrano

Cádiz CF 0-0 UD Almería

Los de Lucas Alcaraz controlaron perfectamente el choque hasta el descanso, aunque sufrieron en algunos tramos del segundo acto, en los que Álvaro García y Barral marcaron la diferencia sin encontrar el gol, gracias a las intervenciones de René.

Los rojiblancos supieron sufrir y basaron sus opciones a la contra, fraguando el empate merced a una férrea y solidaria defensa.

Se desplazaba la UD Almería a Cádiz en la jornada nº34 del campeonato para medirse a un conjunto, el gaditano, que lucha por el ascenso directo de categoría, y que estaba a solo dos puntos de los tres primeros clasificados. El Almería, por su parte, saltaba al terreno de juego del Carranza con cuatro puntos de margen sobre el descenso, y partía de inicio con un once lleno de novedades de la medular en adelante, con René en portería, Motta, Trujillo, Morcillo y Pervis en defensa, Verza, Rubén Alzaraz, Gaspar y Nano en el centro del campo, e Hicham y Juan Muñoz en ataque.

Comenzó muy bien posicionada la UD Almería sobre el verde del Carranza, controlando las primeras intentonas ofensivas de los locales, sobre todo por la banda izquierda de Pervis, que se mostró muy seguro, y contratacando con peligro también por ese mismo costado en el que se encontraba Nano, aunque estas acciones morían al acercarse al área contraria, donde volvía a ocurrir como en las últimas jornadas, en las que al Almería le faltaba pegada.

Pasaban los minutos con mucho centrocampismo en el que los de Lucas Alcaraz se sentían muy cómodos, con Rubén Alcaraz y Verza controlando defensivamente la parcela ancha. Así se llegaba al tramo final del primer acto sin ningún disparo a portería por ningún bando, lo que hasta ese momento era buena señal para los rojiblancos, que perdían en porcentaje de posesión pero no pasaban apuro alguno en su área.

El partido se jugó siempre en zonas lejanas a la portería, y hubo que esperar al minuto 42 para ver a Gaspar, tras acción personal en la que cayó al centro, disparar desde fuera del área para obligar a lucirse a Cifuentes, quien despejó como pudo el potente disparo del extremo rojiblanco. Su rechace lo marró Hicham con el portero en el suelo, aunque el colegiado anuló la segunda acción por fuera de juego. Así se llegaba al descanso con un justo empate a cero en el marcador, con Gaspar y Nano amonestados con cartulina amarilla por el bando vistante y Eugeni por el local.

Arrancaba la segunda parte sin cambios y con una contra del Cádiz que acabó Barral en el interior del área con un disparo muy desviado después de un centro de Álvaro García por la izquierda. La banda defendida por Motta empezaba a cobrar protagonismo, e instantes después los mismos protagonistas volvían a entrar en escena, Álvaro asistía a Barral y el delantero, estorbado por Pervis, no veía puerta por escasos centímetros. Era el primer aviso de un Cádiz que apretaba en esos instantes como no lo había hecho en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Se sacudía la presión el Almería y conseguía nuevamente mantener a raya a los amarillos. Pasaba el segundo tercio del encuentro y Rubén Alcaraz se animaba desde lejos con un potente lanzamiento por encima del larguero. Lucas Alcaraz movía ficha en el 65 y quitaba a Nano para evitar una posible expulsión del malagueño, enzarzado en repetidas acciones polémicas que quiso evitar el técnico dando entrada a Lass.

Barral volvía a disponer de otro remate muy peligroso, en similar posición y con idéntico resultado al último, que servía como segundo aviso importante del Cádiz. Entonces el entrenador del Almería cambiaba a Juan Muñoz por Caballero en punta de ataque.

Entraba el partido en su tramo final y llegaría la acción más clara de todo el choque, en la que como no, estarían Barral y el siempre decisivo René, que mandaba a córner con una espectacular mano, el remate desde el segundo palo, solo y con tiempo incluso para pensar, del delantero amarillo. Volvían los momentos de agobio del Cádiz, que en la salida de un córner tendrían otra gran oportunidad, en esta ocasión a cabezazo de Garrido, que una vez más se toparía con la intervención del meta rojibanco.

Pese a que el Almería estaba sufriendo mucho en los últimos minutos, no renunciaba al ataque, y tuvo sus opciones también aunque siempre falto de finalización en sus jugadas. En el 86 regresaba Tino Costa a la competición tras cuatro meses fuera de ella, por un Hicham que completó un buen partido de mucho desgaste.

Finalmente la UD Almería arrancó un merecido empate en un campo muy complicado, donde se mostró como un equipo muy solidario en defensa que nunca renunció al ataque y en el que no hubo ningún error que lastrara sus opciones de puntuar, como en anteriores encuentros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *