Crónica. Broche de oro en una noche de despedidas

Rubén Rozas Jódar

UD Almería 3-0 Albacete Balompié

Álvaro Giménez adelantaba a los unionistas pasada la hora de juego desde el punto de penalti.

En el minuto 72 el atacante ilicitano firmaba su doblete después de un rechace del arquero a tiro de Corpas. Caballero cerró la cuenta en el 90.

Última jornada liguera, día de despedidas, llegaba el broche a una notable temporada en el cuadro almeriense. Un conjunto rojiblanco que clasificatoriamente solo se jugaba concluir el curso entre los diez primeros clasificados, así como lograr que Álvaro Giménez obtuviera el pichichi de la categoría, el cual ostentaba con 18 tantos antes de que el esférico comenzase a rodar.

En el banquillo visitante estaba un viejo conocido de la afición indálica, caso de Luis Miguel Ramis, con un equipo manchego que tenía la opción de finalizar la fase regular en tercera posición. Pero para ello necesitaba sumar más puntos que el Málaga CF, quien tras el término de la jornada número 41 la ostentaba. Para la cita final Fran Fernández apostaba por gran parte del bloque que ha logrado firmar una temporada tranquila.

Ambas escuadras salían con tiempo de sobra los protagonistas de la contienda, un choque en el que los locales eran los encargados de llevar la primera posesión del partido. Un encuentro en el que a pesar de jugarse en horario unificado el tiempo corría en el videomarcador del Mediterráneo. Asimismo, a los cinco minutos de juego accedía a su sector Grada Joven, el núcleo de mayor animación en el feudo almeriense.

El cuadro unionista era el encargado de llevar la iniciativa del duelo con un conjunto local incisivo por las bandas como de costumbre en la presente campaña. Rondaba el primer cuarto de hora y se producía el primer contratiempo, el central Álvaro Arroyo tenía que ser retirado en camilla por lesión y su lugar lo ocupaba el canterano Ángel Moreno, quien veía la cartulina cuando no llevaba ni un minuto sobre el verde.

En el 20’ Narváez era el encargado de realizar el primer tiro entre los tres palos del duelo, con un potente disparo nada más pisar área que Caro atajaba sin complicaciones. Con el paso de los minutos los albaceteños lograban inquietar a los indálicos, prueba de ello en el 23’ Fernando se veía obligado a intervenir para evitar el que podía ser el primer tanto del partido. Superábamos el minuto 25 cuando nuevamente los rojiblancos se topaban con el guardameta rival, quien ponía el cuerpo para evitar el tanto de un Juan Carlos que había puesto la bota tras una combinación local.

Aunque los urcitanos no tenían opciones de Play Off, estos buscaban brindarles un último triunfo a los 4.375 hinchas presente en el feudo almeriense. Los blanquillos no se quedaban atrás, convirtiéndose el choque en un intercambio de golpes. Escasos dos minutos restaban para el tiempo de descanso, Narváez pisaba línea de fondo, la ponía atrás para Juan Carlos y el remate de este se estrellaba en las piernas de un zaguero.

Después de dos minutos de prolongación, Gorostegui Fernández decretaba el final de un primer tiempo sin que se hubiera movido el electrónico del Estadio de los Juegos Mediterráneos ante dos equipos que buscaba hacerse con los tres puntos.

Sin movimientos ni en almerienses ni en manchego el balón volvía a rodar. Un segundo periodo en el que los pupilos de Ramis fueron los primeros en golpear, pero se encontraron con una férrea defensa comandada por Saveljich. No se quedaban atrás los rojiblancos, en el 49’ Álvaro Giménez, quien había recibido de manos del presidente de la Federación de Peñas de la UD Almería el galardón al mejor jugador de la temporada, remataba fuera un centro raso de Iván Martos.

El encuentro era un ir y venir en ambos conjuntos. Solo los locales tenían algo en juego como era la tercera plaza, si bien los rojiblancos no demostraban que no tuviesen opciones de llegar al Play Off con un juego combativo.

Poco antes de la hora de partido, Fran Fernández introducía la primera sustitución en el cuadro local, dándole la oportunidad a Gaspar que entraba en lugar de Narváez. Un minuto después de la hora el colegiado señalaba penalti de Ángel Moreno sobre Iván Martos. Una pena máxima que materializaba Álvaro Giménez firmando su decimonoveno tanto del curso y consolidándose como el máximo artillero del fútbol de plata.

Minutos más tarde Grada Joven desplegaba una pancarta en la que se podía leer “Gracias Fran” como muestra de agradecimiento al entrenador indálico en el partido de su despedida en la UD Almería. En el minuto 72 llegaba el segundo tanto de Álvaro Giménez, que estaba atento para rematar el rechace de Caro a tiro de Corpas. El Estadio de los Juegos Mediterráneo se rendía ante el máximo goleador del fútbol de plata.

Quedaban 16 minutos de juego cuando se retiraba del terreno de juego Juan Carlos, uno de los futbolistas más destacados en el cuadro rojiblanco en el presente curso, ante la sonora ovación de la grada. El dominio era netamente almeriense frente a un rival que poco podía hacer ya para puntuar en tierras urcitanas.

A falta de diez minutos para arribar a la conclusión de la contienda, Fran Fernández agotaba cambios introduciendo a Caballero por Aguza, lo cual hacía que los almerienses pasasen a jugar con dos puntas. Casi firmaba Álvaro Giménez su hat trick en el 88’ tras empalar un pase de Chema desde la frontal, pero su disparo se marchaba a escasos metros de la portería manchega.

Entrábamos ya en el tiempo extra cuando Fernando tenía que intervenir sensacionalmente por partida doble ante Malba. Acto seguido llegaba el tercer gol de los rojiblancos, llevando el sello de Pablo Caballero, quien lograba su segundo tanto de la temporada. Sin tiempo para más, el colegiado señalaba el fin del encuentro con una abultada victoria rojiblanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.