Crónica. Apareció la efectividad y volvieron los puntos

UD Almería 3-0 Nástic de Tarragona

Las tres primeras ocasiones del Almería acabaron en gol y sentenciaron un partido en el que les costó arrancar a los rojiblancos.

Álvaro hizo doblete para encarrilar el choque antes del descanso. Juan Carlos logró el tercero nada más comenzar la segunda parte.

El Nástic desapareció en el segundo tiempo pero no encajó más tantos en un duelo de neta superioridad rojiblanca que pudo acabar con muchos más goles.

Arrancaba la décimo cuarta jornada de liga con la visita del Nástic al Mediterráneo, donde los de Fran Fernández querían dejar atrás la mala racha que les había impedido hacerse con los tres puntos en casa y que les había llevado a descolgarse de la lucha por los play off.

Para esta cita el técnico local apostaba por introducir a Corpas en el lateral diestro, para hacer de la partida a Narváez en el extremo, a la vez que Owona se hacía con el puesto de central en lugar de Juan Ibiza que comenzaba el choque desde el banquillo.

El poco ritmo en los primeros compases del encuentro propició que se llegara al primer cuarto de hora sin nada que destacar, con un Almería que quería controlar el esférico pero al que le costaba hilvanar jugadas trenzadas, ante un Nástic pragmático y ordenado en todas sus líneas, mientras su rival no le exigía un mayor derroche.

Justo cumplido el minuto 15 un centro lateral lo cabeceaba Uche, hermano del ex de la UDA, que no cogió dirección a portería por poco, lo que evitó que el susto fuera a mayores. Con Owona y Saveljich algo espesos, los laterales retraídos, Juan Carlos y Álvaro inéditos en ataque y los extremos rojiblancos muy poco participativos, el Almería superaba el ecuador del primer acto sin poner a prueba al Nástic y cuajando el arranque más discreto en casa que se le recordaba.

Hubo que esperar al minuto 24 para ver el primer disparo a puerta del Almería, obra de Martos desde la frontal, que atajó sin problemas Bernabé, portero del Nástic. Fue entonces cuando los locales empezaron a manejar con criterio el esférico, lo que dio lugar a la primera buena ocasión de los rojiblancos, justo antes de la media hora, rozando el primer tanto en una potente y lejana volea de Corpas que salió rozando el palo izquierdo de la meta visitante.

Del aviso se pasó al tanto que abrió el marcador en el Mediterráneo cuando Narváez centraba desde la izquierda y Álvaro, con un perfecto giro de cuello, mandaba el balón a la escuadra de la portería que defendía Bernabé, que solo pudo observar como el cuero besaba las mallas para poner el 1-0 en el luminoso.

Sin que la reacción del Nástic llegara a producirse en los instantes posteriores al tanto inicial, los mismos protagonistas se dieron cita en el 2-0 cuando corría el minuto 43. Narváez veía la entrada del delantero rojiblanco, Álvaro, que esta vez fusilaba con el pie al guardameta visitante, que volvía a hacer la estatua ante la imposibilidad de evitar el segundo.

Así se llegaba al tiempo de descanso con 2-0 para los de Fran Fernández, que veía como su apuesta por Narváez en el extremo le daba un gran resultado a su equipo, al convertirse en asistente de lujo en ambos tantos.

La segunda parte traía consigo una primera acción de peligro visitante en la que Uche, con un remate de chilena, ponía a prueba a René, que detuvo sin problemas.

Quien no fallaría sería Juan Carlos en el 50, que superaba a Bernabé en un mano a mano, tras una magistral asistencia de tacón de Álvaro Giménez que rompió la línea defensiva del Nástic para que resolviera su compañero con un tiro cruzado. Era el 3-0 que dejaba sentenciado el partido en favor de los locales.

La efectividad del Almería, tan necesitada en anteriores partidos, hacía por fin acto de presencia en esta ocasión para quedar reflejada en el rotundo marcador de 3-0 que plasmaba la diferencia real entre ambos conjuntos.

El Nástic parecía ya bajar los brazos pese a quedar más de media hora por delante y resistía como podía para evitar una goleada de escándalo. Demirovic y Chema entraron por Álvaro y Narváez. Las acometidas de los rojiblancos se sucedían en busca del cuarto gol. Una contra de cinco para dos la marraban Luis Rioja en el último pase, de igual forma el guardameta evitaba que Demirovic se estrenara en Liga en un mano a mano que despejó Bernabé.

Con la entrada de De la Hoz por Rocha Fran Fernández agotaba los cambios a diez minutos del final. Con el partido visto para sentencia el Almería no necesitaba forzar la máquina. Demirovic perdonaba lo imperdonable en un dos para el portero, pero ya era intrascendente, lo único que estaba en juego era su autoestima para haber cogido confianza de cara al futuro. Corpas también tuvo la suya pero no vio puerta.

El Nástic también gozó de un par de acciones de peligro que tampoco acabaron el gol, con lo que el marcador no se movió más y el partido concluía con un 3-0 para los locales, que los coloca con 49 puntos y virtualmente salvados para repetir un año más en la categoría de plata del fútbol español. Ahora solo queda mirar hacia arriba y soñar con otra meta, como los play off, que tampoco está descartada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.