Crónica. Al Almería se le atraganta el Extremadura y vuelve a sumar un punto en casa

1/12/18. Manolo Serrano

UD Almería 1-1 UD Extremadura

Los visitantes, con una apuesta valiente, se adelantaron el el Mediterráneo con gol de Enric Gallego en el minuto 18 del primer acto. Álvaro Giménez, en una jugada muy parecida a la del 0-1, devolvió la igualada al marcador en el 23.

El Almería, que lo intentó hasta el final, no tuvo la claridad de ideas de otros partidos en casa, se mostró más espeso en ataque, y acabó repartiéndose justamente los puntos con un buen Extremadura.

Decimosexta jornada de liga la que enfrentaba al Almería y al Extremadura en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, con los rojiblancos cuatro puntos por encima de los visitantes en la tabla, en un partido en el que Fran Fernández pedía a los suyos concienciarse de la importancia del choque ante un rival directo, y en el que el técnico almeriense apostó por repetir once, con la única novedad de la vuelta de Eteki en el centro del campo, en detrimento de Arzura y la entrada de Narváez por el sancionado Juan Carlos.

Comenzaba el duelo con una primera internada en el área de Álvaro Giménez, al que se le hizo de noche en el uno contra uno frente a Borja Granero, que le impidió poner a prueba al guardameta Álvaro Fernández cuando apenas se llevaba un minuto de partido. A continuación ambos conjuntos reclamarían dos penas máximas. Primero tras una acción a balón parado en la que Romera se desentiende del esférico y abraza a su oponente, al que acabó derribando sin que el colegiado viera nada punible. Después era Álvaro Giménez quien recibía un empujón de un contrario dentro del área del Extremadura, con idéntico desenlace.

Pasaban los minutos sin un claro dominador en el Mediterráneo, pero con un Extremadura valiente que en el minuto 18 asestaría un primer golpe en forma de gol, después de que Enric Gallego batiera en el mano a mano a René aprovechando una inmejorable asistencia a la espalda de los centrales del Almería. Era el cero a uno, que duraría muy pocos minutos, pues Álvaro Giménez, casi en idéntica acción a la que dio lugar al primer tanto, superaba por bajo a Álvaro Fernández, también en un mano a mano tras asistencia de Corpas, para devolver la igualada al luminoso cuando corría el minuto 21.

El empate dio alas al Almería que se vino arriba y buscó el segundo. Narváez pudo lograrlo de cabeza, pero su remate, a centro de Romera desde la derecha, se marchó alto por muy poco. El encuentro estaba abierto, Enric y Chuli ponían con su velocidad en constantes aprietos a la zaga rojiblanca, mientras que el Almería, más espeso y con menos ideas que de costumbre en casa, seguía intentando declinar la balanza en su favor.

Sin embargo, no hubo apenas ocasiones que reseñar en el tramo final del primer acto, por lo que al final de los primeros cuarenta y cinco minutos los equipos encaraban el túnel de vestuarios con empate en el marcador y todo por resolver en el segundo tiempo.

En la reanudación el Almería salió con más ímpetu, presionó la salida de balón del Extremadura y puso en apuros al Extremadura en los primeros compases. Una recuperación de balón la frenaron los visitantes con una falta al borde del area que se lanzó sin consecuencias. Por la derecha Corpas entraba con peligro, pero sus centros no encontraron rematador.

El Extremadura se repuso tras unos primeros minutos de dudas, mientras el Almería perdía ese fuelle inicial que ilusionaba a la parroquia rojiblanca. En el 63 llegaría el primer cambio de los locales, Chema entraba por Narváez para aportar algo distinto arriba, pero eran minutos donde el rival se estiraba y parecía encontrarse más cómodo sobre el césped del Mediterráneo.

Hacía falta un remate, una acción a balón parado, o cualquier incidencia, en definitiva, que diera un giro y cambiara la cara a un choque para nada claro. Los minutos transcurrían y la incertidumbre iba en aumento, el Extremadura se mantenía sobrio en labores defensivas, y de vez en cuando se dejaba ver arriba, como en un remate desde fuera del área de Olabe que se feu alto por poco. Antes el colegiado había anulado un gol a Enric Gallego por fuera de juego. Chema también pudo encontrar el camino del gol, después de asociarse con Álvaro y adentrarse en el área para poner a prueba a Álvaro Fernández que detuvo atento por bajo.

El Almería parecía despertar de su letargo en el tramo final. Sekou entraba por Luis Rioja para buscar la victoria. A la contra, en el 85, el recién salido Willy, pudo silenciar al estadio, pero su remate no vio portería y todo quedó un susto. Ya en el descuento, Andoni centraba desde la banda izquierda al segundo palo, pero el portero acabó atajando un balón que Sekou casi remata en área chica. Al final, justo empate a uno en un partido donde el Almería no tuvo la lucidez y claridad de ideas de otros encuentros en casa, sobre todo, por el mérito de un buen Extremadura que supo anular las virtudes de los locales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.