Colmillo rojiblanco

14/07/18. Javi Montoya

Ante todo, confieso que he elegido el título de este artículo tras una improvisada tormenta de ideas. No les digo uno que me proponían, quizá lo lean en unos días. Tampoco otro que ha quedado descartado y que quizá sea rescatado. Y a quien no le guste, ya sabe… ¡Puede decirlo! Porque esto no es una propiedad privada como la UDA. Y aquí el que manda, si es que soy yo, está abierto a quejas, reclamaciones y sugerencias. Soy todo orejas, vamos.

Explico lo del título: si mientras escribo esto, asumo con asombro que el presidente del club ahora afirma que lo que se busca son jugadores en propiedad -privada, ya saben-, igual de asombrado quedé cuando desde la dirección deportiva se habló de colmillo, hambre, etc. Sinceramente, mucha palabrería y poco traer jugadores que cumplan: delanteros que no marcan goles -por lo de morder, lo más cercano a ello en los últimos años fue Juanjo Expósito de rebote, por su parecido razonable con Luis Suárez.

Así que hemos pasado de tirar la casa por la ventana, el año del descenso, a los 70.000 euros de inversión en el gran Owona dos después, para acabar en la orilla privándonos de disfrutar de grandes jugadores como Alcaraz o Saveljich por haber buscado cesiones en las que o no había opción de compra o la más mínima intención de ejecutarla.

Total, que vamos de mal en peor, no parece que haya suelo para esta UDA. Es la sensación que proyectan los responsables al hacerlo, pidiendo colmillo a los que van a morir como en el circo romano mientras ellos quizá tengan los suyos sedientos de mejores vinos ganados a costa de ahorro, economía de guerra e inversiones low cost. No sé hasta qué punto y en qué medida se verán afectados, sí que los de siempre lo pagaremos. Ya no hablo de los 90 -u 88,20 de los privilegiados por el 2%- pavos. Serán más bien platos rotos, quizá incluso colmillos, a fuerza de apretar los dientes hasta sangrar la última gota de sufrimiento. El tiempo dirá…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.