Caso Pozo

25/07/18. Miguel Ángel Gutiérrez

A pocas horas que se haga oficial el traspaso de José Ángel Pozo (lo mismo cuando lean este artículo ya es oficial), los aficionados de la UDA muestran sus diferencias en redes sociales sobre la salida del malagueño.

A Pozo le ocurre lo mismo que a los buenos toreros, con fervientes seguidores y a la misma vez grandes detractores. Pozo es un jugador diferente, es talento puro, pero con grandes lagunas para ser un jugador top. Muy irregular y con un físico limitado. Nos ha brindado tres temporadas de pinceladas de grandes jugadas pero falto de continuidad. Lastrado de tres pésimas temporadas a nivel de equipo y rodeado de jugadores que no han facilitado su juego.

Sus seguidores se agarran a esas pinceladas que eran lo único a lo que agarrarse cada vez que acudíamos al Mediterráneo y ahora ven un futuro negro. Se va el único jugador con talento que teníamos.

Sus detractores lo ven un jugador blando, falto de ambición y amor propio. Capaz de lo mejor pero a la vez capaz de desaparecer y hacer jugar al equipo con un hombre menos durante los partidos por su nula participación, tanto en labores defensivas como ofensivas.

Mi opinión, si yo fuera entrenador, Pozo siempre sería titular en mi equipo. Pero también digo que en algunos partidos lo hubiera cambiado en el descanso por su indolencia. Todavía le queda mucho por mejorar y por pulir. Lo mejor, tanto para él como para el Almería, es que salga. Su llegada al Almería ha coincidido con los peores años de la historia del equipo rojiblanco. En cualquier otra etapa y otras circunstancias seguro que habría sido más importante de lo que ha sido, no lo dudo.

Analizando fríamente y siendo honestos, siendo su ficha unas de las más elevadas del equipo más los 500.000 euros que pagó el Almera al City, su rendimiento ha estado muy por debajo de lo esperado. Esto no quita que no le vayamos a echar en falta y que el Mediterráneo se va a quedar huérfano de talento.

En esto el Almería necesita sacar un traspaso elevado ya que el City se lleva un porcentaje de la operación, pero lo que nos preocupa a los aficionados es quien será su sustituto.

En su posición no valen más experimentos, tiene que venir alguien consagrado y que sea el líder que tire de verdad del grupo.

¡¡¡¡Alfonso-Corona experimentos los justos!!!!

¡¡¡Suerte Pozo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.