Cambio de campo de entrenamiento y de mentalidad

El conjunto rojiblanco, que necesita resarcirse del duro correctivo al que fue sometido el pasado sábado, se ha visto obligado a ejercitarse en el campo de la Vega de Acá debido a trabajos de remodelación en el Anexo.

udalmeriasad.com

El Almería, tras la jornada de descenso del lunes, reanudó ayer los entrenamientos con un firme propósito de enmienda después de la severa derrota que sufrió el pasado sábado contra la SD Huesca en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. De esta manera, los rojiblancos se han puesto manos a la obra para restaurar lo que han estropeado; que era una trayectoria segura en casa, sobriedad defensiva con dos jornadas consecutivas con la portería a cero, buenas sensaciones… y al mismo tiempo mejorar aspectos como la intensidad, la agresividad, la verticalidad y movilidad en ataque… para poder hacer daño al rival.

La plantilla ha estrenado su nuevo escenario de trabajo, el  campo de La Vega de Acá, ya que como hemos informado el Anexo se está sometiendo a una remodelación para mejorar el estado de la hierba del terreno de juego. Aunque el miércoles y sábado los rojiblancos se ejercitarán, a puerta cerrada, en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, el viernes tras regresar de Madrid, volverán a La Vega, donde entrenarán durante las próximas semanas.

El Almería ha comenzado a centrarse de manera específica en el encuentro del jueves en Vallecas frente a un Rayo que viene de golear al Real Valladolid, aunque sin olvidar tampoco que pocos días después, el domingo, tendrá que recibir en el Mediterráneo, precisamente a los de Pucela. Dos jornadas muy exigentes con las que nuestros representantes pretenden reaccionar en el campeonato.

Luis Miguel Ramis, entrenador del conjunto almeriense, ha trabajado con sus jugadores diferentes situaciones de partido, tanto en el aspecto ofensivo como defensivo, después de una activación física y de realizar unos rondos para potenciar la posesión y la presión.

El técnico ha contado en esta primera sesión de la semana con dos jugadores del filial, caso del centrocampista Alex Corredora y del atacante Chema, como ya ocurriera a finales de la pasada semana, sin olvidar a un habitual como Albert Batalla.

Tino Costa, que sigue siendo uno de los principales centros de atención, estuvo con el recuperador haciendo un trabajo alternativo. Está pendiente de una resonancia para ver cómo evoluciona su dolencia muscular en el sóleo y si estaría disponible para el jueves.

Recordemos, que el Almería recupera a Jorge Morcillo, después de cumplir sanción, mientras que Hicham, lesionado, es baja segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *