Cadete división de honor. El Almería sigue siendo un gigante a domicilio

CD Altair 1-2 UD Almería

Pese a las importantes bajas de Cato, Mario y Raúl, el Almería se siguió mostrando intratable fuera de casa.

Yepes adelantó a los rojiblancos en la primera mitad. En la segunda empató el Altair, pero más tarde Zapata haría el definitivo 1-2 para los de Sergio Matez.

El conjunto de Sergio Matez volvió a dar lo mejor de sí, y se trajo todo el botín del filial del Sevilla, el Altair, en un campo donde sólo el papá hispalense había vencido este año. No es sorpresa que los nuestros vengan victoriosos en el bus de vuelta, puesto que desde que comenzó la temporada 7 victorias y 2 empates adornan las estadísticas de los rojiblancos a domicilio.

El partido no era fácil, sino más bien todo lo contrario, puesto que varios factores hacían del rival un equipo serio. El primero era que caso de haber ganado, habría sobrepasado a los nuestros en la tabla, con lo que su motivación era máxima. El segundo es porque en su campo no había ganado nadie en lo que va de temporada, salvo el simulacro de partido frente al Sevilla, equipo del que dependen.

Así las cosas, y con las importantes ausencias del pichichi Cato, del timón Mario y del hábil Raúl, Sergio Matez debía reinventar el equipo para competir frente a un jugón de la categoría. Y lo hizo con las novedades del debutante Corri arriba (espectacular trabajo el suyo) y del gigante Martín en la media, tapando al mejor jugador local, y aportando estabilidad y trabajo.

El lojeño Yepes adelantó a los nuestros en la primera parte en un golazo que ya le hemos visto esta temporada, pegado a la línea de banda, y cruzando el balón con una parábola imposible.

En la continuación empataron los locales en sus mejores minutos de empuje. Pero se rearmaron los rojiblancos con los cambios, y el veratense Zapata (gran trabajo siempre el suyo en el cuerpeo), en un balón suelto en un córner, envió a la red el 1 a 2 que sería definitivo, con 20 minutos por delante. 5º gol para él.

De ahí en adelante se dedicó a empujar como sólo saben los equipos sevillanos, hasta desquiciar al árbitro (sevillano) que acabó expulsando al segundo entrenador y amonestando al primero. Que pena.

Tres puntos muy importantes para mantener la tercera plaza, en un campo muy importante en una serie de 3 salidas seguidas (Altair, Sevilla y Betis) que van a marcar su posición a final de temporada. Antes de eso, recibirá al Roquetas en casa, esperemos que no sea un dolor de muelas otra vez en Viator.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.