Cadete División de Honor. El Almería empata en Granada y sigue fuerte fuera de casa

Granada CF 2-2 UD Almería

Los de Sergio Matez llegaron a ir dos goles arriba en el marcador aunque finalmente se trajeron un punto en un partido muy luchado.

Volvía a la competición el conjunto de Sergio Matez en la ciudad de Granada, frente a los vecinos rojiblancos, después de 22 días de parón navideño, con lo que ello conlleva, y lo hizo sumando fuera de casa, como siempre. No era por tanto una salida fácil para los nuestros, pues los partidos allí son siempre difíciles, cargados de intensidad, rivalidad y ganas. Y ayer se sumó el frio y la lluvia que acompañó al partido toda la tarde.

Pero el encuentro fue muy entretenido, con dos equipos motivados, alegres y fieles a su estilo. Los nuestros tienen uno muy claro; salir a ganar en cada campo, y así les va. Otro partido fuera de casa invictos, no es noticia, ninguna derrota fuera de casa en toda la temporada. Como decimos, ambos equipos salieron con sus mejores galas, y los locales a punto estuvieron de golpear primero, cuando tuvieron una oportunidad desde los 11 metros nada más comenzar el partido. El balón acabó en el patio del Colegio de al lado, habrá que recuperarlo el lunes.

Fue un espejismo, pues los nuestros estuvieron mejor en el control del partido, y fueron mas determinantes. Repuestos del susto del penalty, el lojeño Yepes, motivado en casa, agarró un balón en línea de medios pero pegado a la cal, se giró, vio al portero adelantado y se sacó un golazo de la chistera con su tremendo tren inferior. Justicia hasta ese momento. Los locales acusaron el golpe, dudaron y perdieron el rumbo, y los azules visitantes fueron a por más. Y ese más llegó nada más iniciarse la segunda parte, con una asistencia de Romera al roquetero Cato, que baja el balón dentro del área y fusila al espigado meta local. Quedaban más de 40 minutos por delante y el partido estaba donde querían los nuestros. 

Pero en cada partido es normal unos minutos de desconexión. Y lo pagaron caro los pupilos de Matez, pues en apenas 8 minutos se borró la distancia del marcador, en dos balones embarullados dentro del área que los nuestros no supieron despejar.  De ahí al final el esfuerzo visitante por llevarse los puntos no fue suficiente. El botín para el Granada era grande, y no quisieron perderlo. Para los nuestros supone afianzarse en una honrosa tercera plaza y mantener a ralla a equipos como el propio Granada o Altair.

El próximo domingo reciben en casa al sevillano Alcalá y buscarán la primera victoria de 2018. Suerte. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *