Caballero se reivindicó en Lorca

El delantero argentino entró tras el descanso logrando el gol del empate y provocando la falta que originó el tanto de la remontada en el Artés Carrasco.

El delantero argentino de la UD Almería, Pablo Caballero, volvía a ver puerta desde la primera jornada de campeonato, en la que abrió la cuenta anotadora del Almería en la actual temporada, para dar los tres puntos a su equipo en Tarragona, lo que valió entonces para conseguir el primer triunfo rojiblanco a domicilio.

Ahora, Pablo Caballero volvía a disfrutar de 45 minutos de competición después de más de dos meses de inactividad, debido a una lesión que le mantuvo por ese periodo lejos de los terrenos de juego, salvando los quince minutos que dispuso ante el Oviedo hace dos jornadas en el Carlos Tartiere. Caballero entraba al campo tras el descanso, con el resultado en contra, sustituyendo a Soleri, a quien no se le dio nada bien el partido, como al resto de sus compañeros en la primera mitad.

Las consignas de Lucas Alcaraz en los vestuarios, unidas a los dos cambios realizados por el técnico desde el inicio del segundo tiempo, propiciaron el cambio de actitud y de juego de su equipo, que, por otro lado, también modificó su dibujo sobre el campo, pasando de un 4-3-3 a un 4-2-3-1, al que nos suele tener más acostumbrados el conjunto rojiblanco.

Cuando apenas se llevaban dos minutos tras la reanudación, Caballero enganchaba un centro desde la izquierda de Gaspar para fusilar al portero local y hacer el empate. Su lucha con los centrales, los movimientos de desmarque y los balones aéreos que ganó a la defensa lorquina, fueron suficientes para cambiar la cara a un partido que se había puesto muy cuesta arriba.

Con el uno a uno los de Lucas Alcaraz quisieron más, como demostró Caballero, que forzó una falta de espaldas a la portería del Lorca, y que a la postre supuso el uno a dos definitivo, obra de Rubén Alcaraz, con el que se llegó al final del partido. La lucha por el puesto de nueve titular del Almería empieza a estar más reñida que nunca, y es que si Soleri ha irrumpido con fuerza desde su llegada al equipo, Caballero no está dispuesto a ver los partidos desde el banquillo, con Hicham perdiendo fuelle y Juan Muñoz asumiendo su rol de cuarto delantero del equipo. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.