Atípico

14/02/19. Rubén Rozas Jódar

La UD Almería está afrontando una semana totalmente atípica. Una semana en la que no tendrá que jugar partido oficial debido a la exclusión del CF Reus Deportiu de la competición. A pesar de ello, los rojiblancos sí afrontarán un encuentro de carácter amistoso en Cartagena contra el FK UFA, una escuadra que ocupa la antepenúltima posición en la máxima categoría rusa. No obstante, durante la presente campaña el cuadro dirigido por Dmitri Kirichenko ha disputado la fase de clasificación de la UEFA Europa League, siendo apeados por el Rangers FC de Steven Gerard.

Un FK UFA que se encuentra realizando un stage en el levante de España, aprovechando el parón invernal que vive su competición doméstica. Por ello, a 186 kilómetros de tierras almerienses, en el Cartagonova, los indálicos tratarán de mantener su rutina teniendo un rival enfrente, aunque no sea lo mismo que disputar encuentro oficial.

Hablando del último duelo disputado por el bloque almeriense, que se logró imponer al CD Numancia por un solitario tanto de penalti de Juan Carlos Real. Un encuentro en el que los rojiblancos pudieron obtener mayor ventaja, pero la falta de acierto cara a puerta lo impidieron. Precisamente contra el equipo numantino podíamos presenciar una sucesión de hechos atípicos, una serie de hechos que no se suelen ver durante un duelo de fútbol.

Durante el segundo tiempo como el colegiado ordenó la retirada de los recogepelotas llegados al minuto 55, poco después de un rifirrafe entre el arquero visitante y un recogepelotas de Fondo Norte. Algo que pocas veces ocurre en el balompié profesional. Pero ahí no queda la cosa, ya que cuando se muestra el minuto 83 en el marcador, Díaz de Mera decide expulsar al delegado de campo después de que fuera arrojado un esférico al campo desde la grada, con patadón posterior incluido a la bola por parte de un jugador numantino.

Pero no fue el único acontecimiento atípico vivido en el Mediterráneo este pasado domingo. Tiempo más tarde, el que suscribe estas líneas pudo observar desde su asiento en Preferencia como un aficionado de Fondo Norte trató de quitar la valla de seguridad que separa el graderío del verde, llegando a moverla, dando la impresión de que su intención era agredir al meta soriano, quien había estado en el ojo de la polémica por su comportamiento un tanto inadecuado en lo extradeportivo.

Una imagen deleznable que dos miembros de seguridad evitaron que la violenta actitud de este seguidor fuera a mayores. Sin embargo, la cosa no concluye en este momento. Instantes más tarde, algunos hinchas unionistas aplaudieron el agresivo comportamiento de este aficionado cuando abandonaba su butaca. Unos sucesos que afortunadamente no se dan muy a menudo en el deporte más seguido en España.

No obstante, lo que se ha convertido en una costumbre son las declaraciones ante los medios de comunicación del máximo mandatario unionista cuando el equipo que preside sale victorioso de su partido. En esta ocasión, Alfonso García comentaba que el director deportivo unionista “está trabajando” en el apartado de renovaciones. Un apartado en el que servidor y la gran mayoría de la hinchada indálica espera que se le dé continuidad a este bloque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *