Así se presenta la UD Almería-FC Barcelona B

26/04/18. Miguel Ángel Gutiérrez

El próximo sábado la UD Almería  disputará en el Mediterráneo el partido más importante del año. Su resultado, aunque no definitivo, determinará el futuro del equipo rojiblanco. Enfrente se va a encontrar a otro equipo con las mismas necesidades y también en horas bajas, el Barcelona B.

El filial se encuentra con 37 puntos. Viene de encadenar 9 semanas sin ganar, habiendo caído derrotado en las últimas cincos jornadas. En total, en lo que va de campeonato suma 8 partidos ganados, 13 empates y 15 derrotas.

El Barcelona B, como equipo visitante, ha conseguido 20 puntos. Con 4 partidos ganados, 8 empates y 6 derrotas en sus salidas. De ellas, en sus últimas 4 no conoce la victoria. Destacando que ha conseguido más puntos como visitante que de local.

El equipo catalán, dirigido hasta esta semana por Gerard López, ha destacado por un fútbol asociativo de toque y muy vertical. Con el mismo patrón que el primer equipo, quiere el balón y lo mueve con velocidad y calidad, generando muchas ocasiones de gol y llegando al área rival con muchos jugadores, muy rápidos y determinantes por su gran calidad técnica.

Defensivamente no son un equipo contundente y como equipo filial, con gente joven en formación, conceden muchas ocasiones. Como visitante el anterior técnico jugaba siempre con un 4-3-3, que es al patrón típico de los equipos del Barcelona, el nuevo técnico posiblemente seguirá apostando por el mismo estilo y forma.

Posee, de medio campo para arriba, de jugadores muy rápidos y desequilibrantes. Destacando Aleñá  por su calidad, con 10 goles y siendo el motor del medio campo. Arriba con delanteros como el internacional Abel Ruiz, Cardona con 4 goles o el rapidísimo extremo Nahuel.

El último enfrentamiento disputado en el Mediterráneo entre ambos equipos fue hace 5 años  y acabó 2-2.

Se presenta un partido abierto en el que el aficionado no se va a aburrir. El Barcelona B, siendo un filial, no tiene la presión que puedan tener el resto de equipos metidos por la lucha del descenso y es un equipo que dejará jugar y no especulará con el resultado. Él Almería, con Fran Fernández al frente, deberá plantear un partido en el que deberá de intentar ser dueño del balón y de los tiempos del partido para neutralizar al filial.

Le interesa un partido controlado y deberá imponer su ritmo desde el minuto 0. Si deja que el  Barcelona se adueñe de la posesión, se hinchará a correr detrás del balón y será más difícil parar la calidad de los jugadores blaugranas. El Almería debe de hacer un partido de 10. Haciéndose fuerte en el centro del campo, no permitiendo su juego por las bandas, ni la asociación de sus medios y aprovechar algún desajuste de los  que suele tener el filial atrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *