Así se presenta el UD Almería-AD Alcorcón

24/05/18. Miguel Ángel Gutiérrez

El próximo domingo la UD Almería se juega dejar atada la permanencia en caso de victoria o tener que ir a Lugo a jugársela en caso de no hacerlo. Enfrente se va a encontrar a otro equipo que también necesita la victoria para sellar de forma matemáticamente la salvación, el Alcorcón.

Los madrileños se encuentran con 48 puntos, a 3 del descenso. De los últimos 5 partidos disputados solo ha conseguido una victoria. Con 11 partidos ganados, 15 empates y 14 derrotas. Con 34 goles a favor es el tercer equipo que menos goles ha marcado.

El Alcorcón como equipo visitante ha conseguido 20 puntos. Con 5 victorias, 5 empates y 10 derrotas. Es el cuarto equipo que más goles recibe y lleva 3 partidos sin ganar.

El equipo alfarero dirigido por Julio Velázquez destaca por ser un equipo muy rocoso y compacto que rentabiliza al máximo los pocos goles que marca. Es un bloque con las ideas muy claras que sabe a lo que juega, queriendo llevar el peso y la iniciativa de los partidos, proponiendo fútbol intentando sacar siempre el balón jugado desde atrás. Llega con muchos jugadores al área y son peligrosos en las transiciones y en las segundas jugadas. En sus tres últimas salidas su entrenador ha utilizado tres sistemas diferentes pero el más utilizado a lo largo del campeonato ha sido el  4-2-3-1.

Sus dos medios centros habituales son Erasti y Dorca (máximo goleador con 7 goles). En las bandas suele alternar con Sangalli, Mateo García, Bruno Gama o Nono. Su futbolista de más calidad y motor del juego ofensivo es el centrocampista Álvaro Peña con 6 goles y 6 asistencias. Arriba el jugador determinante por calidad y trayectoria es Jonathan Pereira con 5 goles participando también desde el banquillo Álvaro Giménez (4 goles).

El último enfrentamiento entre Almería y Alcorcón acabó con victoria para los rojiblancos por 3-1.

El Alcorcón planteará un partido largo en el que montará una tela de araña en el centro del campo y jugará con la presión y las prisas que le puedan entrar al Almería si no consigue ponerse arriba en el marcador pronto. Normalmente es un equipo que sale a buscar el partido desde el principio, pero a las alturas que estamos de liga no sería de extrañar que plantee un partido diferente dada la irregularidad de sus últimas salidas.

Capaz de lo mejor, ganando al Oviedo y empatando en Huesca, y de lo peor empatando en Lorca y perdiendo contra el Sevilla B. Partido en el que habrá una guerra en el centro del campo donde no habrá muchos huecos y será clave la figura de Pozo para desatrancar y darle sentido a la circulación de la pelota y buscar pases que generen desequilibrios. Si la UD Almería quiere ganar deberá plantear un partido práctico, imprimiendo intensidad desde el principio. En el que tendrá que saber sufrir, tener paciencia y criterio a la hora de atacar partiendo desde el rigor defensivo y evitando fallos innecesarios.

Como también será clave la participación de la afición que deberá de abarrotar las gradas y caldear el ambiente desde el calentamiento hasta el pitido final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.