Allí abajo

20/02/18. Raúl Piñeiro

El Almería posiblemente el fin de semana más placentero de su historia, asistía a la jornada como un espectador de lujo tras la suspensión de su encuentro con el descendido Reus y sumaba 3 puntos sin jugar, mientras que veía como se alargaba la distancia con el descenso (14 puntos) y se quedaba la promoción de ascenso a solo 5 puntos.

Cuentan los rojiblancos con 37 puntos cuando tan solo se han disputado 26 jornadas, 5 de la segunda vuelta, y atisba en el horizonte, no muy lejos, esos 50 puntos que suelen ser los que marcan la permanencia en la categoría. Una situación muy ventajosa que invita a soñar incluso con cotas mayores, algo que, a decir verdad, tampoco es que se pueda descartar, aunque plantilla y cuerpo técnico hacen muy bien en mantenerse cautos.

De cualquier forma, como ya he venido comentando en alguna ocasión, la temporada, de por sí, me parece ya un éxito, y más si logramos la permanencia con varias semanas de antelación al final del campeonato. Vivir un final de liga sin sobresaltos, sin el temor del descenso a Segunda B, como hemos vivido las 3 últimas campañas, era, y sigue siendo hoy, mi única aspiración. Ahora bien, si este equipo realmente tuviera opciones de engancharse a la zona alta, tampoco le haría ascos. Gran parte de las opciones de lograr ambos objetivos, poner más tierra de por medio con el descenso y no perder comba con el ascenso, pasan por el partido de este fin de semana ante el Córdoba.

El conjunto califal, tal y como se adivinaba en verano cuando Francisco salió corriendo de allí, acuciado por las limitaciones del tope salarial, malvive allí abajo, en el fondo de la tabla. Su situación es límite, pero eso no implica que el partido vaya a ser sencillo para los almerienses y ni tan siquiera garantiza la suma de los 3 puntos. Es un partido muy importante, con mucho en juego para ambos en equipos, en el que el Almería no puede dejar pasar la oportunidad de abrir aún más brecha con el descenso, pero sobre todo de sumar 3 puntos más que le pondrían con 40 en el casillero, a tan solo 10 del primer objetivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *